Cookie Notice

This site uses cookies. By continuing to browse this site, you are agreeing to our use of cookies. Review our cookies information for more details.

OK

Medicamentos inmunosupresores para el tratamiento de las enfermedades autoinmunes (Immunosuppressive Medication for the Treatment of Autoimmune Disease)

Drugs Las enfermedades alérgicas, inmunitarias y reumáticas con frecuencia son resultado de problemas con el sistema inmune. Los medicamentos que tratan las enfermedades alérgicas y autoinmunes están dirigidos a distintos componentes del sistema inmune. Los tratamientos pueden debilitar el sistema inmune completo o solamente partes muy específicas de éste. La manera como cada uno de estos medicamentos se dirige a partes específicas del sistema inmune puede aumentar la probabilidad de que el paciente contraiga ciertas infecciones. Aquí, analizaremos una amplia variedad de medicamentos que se emplean para tratar las enfermedades autoinmunes, los componentes del sistema inmune a los que se dirigen estos medicamentos, y los tipos de infecciones (de ser el caso) que pueden presentarse más comúnmente en las personas que toman estos medicamentos inmunosupresores.

El sistema inmune consta de dos partes: la innata y la adaptativa. El sistema inmune innato es la primera línea de defensa contra las bacterias y los virus. Estas defensas comprenden células y moléculas situadas en las vías de entrada de los invasores externos (la nariz, los pulmones, el intestino y la piel). Las células del sistema inmune fabrican moléculas llamadas citocinas para comunicarse entre las distintas partes del organismo. Estas citocinas, como el factor de necrosis tumoral (TNF, por sus siglas en inglés), la interleucina-1 (IL-1) y la interleucina-6 (IL-6), pueden convertirse en objetivo para tratar las enfermedades autoinmunes, en las cuales el sistema inmune ataca a las propias células del organismo.

El sistema inmune adaptativo se desarrolla con el tiempo. Dos tipos de leucocitos conocidos como linfocitos T y linfocitos B son elementos importantes de la inmunidad adaptativa. Cuando el organismo encuentra una nueva bacteria o un nuevo virus, fabrica linfocitos T y linfocitos B, los que detectan el invasor y ayudan al organismo a eliminar la infección. Si el sistema inmune funciona bien, el organismo entonces recuerda esa bacteria o virus después de combatir la primera infección. Algunas partes del sistema inmune adaptativo también son objetivos en lo referente al tratamiento de las enfermedades autoinmunes. Tenemos medicamentos para eliminar los linfocitos B y para frenar la proliferación de los linfocitos B y los linfocitos T.  Algunas citocinas como la interleucina-17 (IL-17), la interleucina-12 (IL-12) y la interleucina-23 (IL-23) también son importantes para la inmunidad adaptativa.

Estos medicamentos se pueden administrar de diferentes formas. Ciertas medicinas como los esteroides, la azatioprina y el metotrexato se pueden ingerir por vía oral. Otras medicinas, conocidas como medicamentos biológicos, necesitan inyectarse en la sangre en vena o por vía subcutánea en la grasa bajo la piel.

Además, tenga en cuenta que las investigaciones sobre las enfermedades autoinmunes y su tratamiento son muy activas, y los medicamentos y las indicaciones de tratamiento evolucionan frecuentemente. Este análisis no contiene la lista íntegra de indicaciones ni de efectos secundarios de estos medicamentos. Por ejemplo, se debe evitar el embarazo (ya sea como futuro padre o futura madre) con muchos de estos medicamentos. Si tiene preguntas en específico respecto a los siguientes medicamentos o afecciones, asegúrese de conversar con el médico, el inmunólogo o el reumatólogo que lo atiende a usted.
 

Inmunosupresores generales

Esteroides
Ejemplos: Prednisona, metilprednisolona, dexametasona
Indicaciones de uso: Numerosos usos en muchas enfermedades autoinmunes, el asma y la urticaria
Objetivo del medicamento: Los esteroides tienen amplios efectos para bloquear la inflamación
Modo de acción: Los esteroides impiden que el organismo fabrique citocinas que causan inflamación, reducen ciertas células del sistema inmune conocidas como linfocitos T y B y eosinófilos, y dificultan que las células del sistema inmune viajen a los lugares de infección o lesión a través del organismo. Son distintos de los “esteroides anabólicos” que a veces se consumen abusivamente por los deportistas.
A qué se debe estar atento: Utilizar los esteroides por mucho tiempo lo pone en riesgo de muchos problemas relacionados con la salud ósea, la hipertensión, el control del azúcar en sangre, las cataratas y las infecciones. Dependiendo de la cantidad de esteroides que usted consuma y por cuánto tiempo, se le dará un seguimiento en busca de ciertos tipos de infecciones, como tipos poco comunes de neumonía. Es posible que tenga que utilizar antibióticos para ayudar a prevenir algunos tipos de infecciones. Normalmente estas medidas no son necesarias si le indican los esteroides por poco tiempo. Si a usted le indican los esteroides a largo plazo, debe conversar con el médico que lo atiende, antes de ponerse vacunas.

Colchicina
Indicaciones de uso: Crisis de gota, fiebre mediterránea familiar (FMF), otros trastornos autoinflamatorios
Objetivo del medicamento: Inhibe la función de los neutrófilos (un tipo de leucocito)
Modo de acción: Al reducir la función de los neutrófilos, actúa reduciendo la inflamación en enfermedades específicas.
A qué se debe estar atento: La colchicina comúnmente puede provocar diarrea, náusea y vómito. También puede provocar daño hepático, renal o muscular y puede ocasionar conteos bajos de células sanguíneas. Este medicamento puede causar interacciones peligrosas con otros medicamentos, por lo cual es necesario realizar una revisión completa de los medicamentos. No se debe tomar con jugo de toronja.

Hidroxicloroquina (Plaquenil)
Indicaciones de uso: Lupus, artritis reumatoide, malaria, urticaria crónica y otras afecciones autoinmunes
Objetivo del medicamento: Señalización de células del sistema inmune
Modo de acción: Al reducir la señalización en el sistema inmune, reduce la respuesta inflamatoria. Puede prevenir la activación de ciertas células del sistema inmune denominadas células dendríticas.
A qué se debe estar atento: La hidroxicloroquina puede provocar diarrea, náusea, vómito y dolor abdominal. También puede ocasionar una erupción, alteraciones de la vista y conteos bajos de células sanguíneas. No se asocia con el incremento del riesgo de infección. Los pacientes deben hacerse exámenes de la vista periódicos mientras tomen este medicamento. Posee muchas interacciones con medicamentos.

Sulfasalazina
Indicaciones de uso: Artritis reumatoide, artritis reumatoide juvenil, artritis psoriásica, colitis ulcerosa y otras afecciones autoinflamatorias
Objetivo del medicamento: Inhibe la formación de compuestos químicos conocidos como prostaglandinas
Modo de acción: El componente activo de la sulfasalazina, 5-aminosalicilato, ayuda a reducir gradualmente la inflamación.
A qué se debe estar atento: Este medicamento puede provocar náusea, dolor de cabeza, sensibilidad al sol y erupciones. Debe evitarse en pacientes alérgicos a las sulfamidas o a los salicilatos y debe utilizarse con precaución en los pacientes con deficiencia de G6PD. Los pacientes deben utilizar protección solar al tomar este medicamento. Temporalmente puede reducir el conteo de espermatozoides y provocar orina naranja. Puesto que en raras ocasiones puede causar conteos sanguíneos reducidos y riesgo de infección, cuando tome este medicamento puede que le revisen los análisis de sangre.

Dapsona
Indicaciones de uso: Lepra y otras infecciones, dermatitis herpetiforme, otras afecciones autoinmunes
Objetivo del medicamento: Interfiere con la síntesis del folato bacteriano
Modo de acción: También previene el daño celular inducido por radicales libres, e inhibe compuestos químicos conocidos como los leucotrienos o las prostaglandinas, con lo cual proporciona un efecto antiinflamatorio.
A qué se debe estar atento: Este medicamento puede provocar molestias gastrointestinales, una erupción y dolor de cabeza. Con menor frecuencia puede ocasionar cambios en el estado de ánimo, conteos bajos de las células sanguíneas, daño hepático y renal, e infertilidad masculina. Debe utilizarse con precaución en pacientes con deficiencia de G6PD y evitarse en pacientes con alergia a las sulfamidas. Puede tener muchas interacciones con medicamentos.

Metotrexato
Indicaciones de uso: Artritis reumatoide, muchas otras enfermedades autoinmunes y ciertos tipos de cáncer
Objetivo del medicamento: Bloquea el modo como las células utilizan el ácido fólico, un nutriente específico. Esto es un elemento clave en la fabricación de ADN y ARN, que son importantes para que los linfocitos T y los linfocitos B crezcan, se dividan y sobrevivan.
Modo de acción: Los linfocitos T y los linfocitos B necesitan fabricar ADN y ARN para vivir y proliferar. Frenar este proceso ayuda a controlar la inflamación en las afecciones autoinmunes.
A qué se debe estar atento: El metotrexato es un fármaco inmunosupresor. Se utiliza en pequeñas dosis para el tratamiento de las enfermedades autoinmunes. Es más probable que contraiga infecciones bacterianas y virales cuando tome el metotrexato, porque disminuye la capacidad del organismo de fabricar linfocitos T y B. Antes de comenzar este fármaco, usted debe someterse a exámenes en busca de infecciones virales como la hepatitis B y C, y también deben examinarle la función renal y la función hepática. Le revisarán las pruebas del riñón y el hígado mientras tome este medicamento. A los pacientes con frecuencia se les receta ácido fólico para reducir los efectos secundarios de este medicamento, como las llagas de la boca, la diarrea o la náusea.

Micofenolato mofetilo (Cellcept, Myfortic)
Indicaciones de uso: Se utiliza en muchas otras enfermedades autoinmunes y para la prevención del rechazo en el trasplante de órganos sólidos
Objetivo del medicamento: La enzima inosina-5′-monofosfato deshidrogenasa (IMPDH, por sus siglas en inglés)
Modo de acción: La enzima IMPDH es importante para la fabricación de ADN y ARN. Los linfocitos T y los linfocitos B necesitan esta enzima para crecer y dividirse, y bloquearla ayuda a controlar las respuestas inmunes en las afecciones autoinmunes.
A qué se debe estar atento: Aumenta el riesgo de contraer infecciones bacterianas o virales cuando se toma el micofenolato, porque éste disminuye la capacidad del organismo de fabricar linfocitos T y B. Antes de comenzar este medicamento, deben examinarlo en busca de infecciones virales como la hepatitis B y C. Le revisarán el conteo de las células sanguíneas y las pruebas del riñón y el hígado mientras tome este fármaco. Se deben evitar las vacunas vivas.

Azatioprina (Imuran)
Indicaciones de uso: Se utiliza en muchas otras enfermedades autoinmunes y en la prevención del rechazo de trasplantes
Objetivo del medicamento: Este fármaco se descompone en una molécula que integra el ADN cuando se está formando e impide que el ADN se cree correctamente. Ello provoca que los linfocitos T y B crezcan y se dividan más lentamente.
Modo de acción: Los linfocitos T y los linfocitos B necesitan fabricar ADN y ARN para crecer y dividirse. Frenar este proceso ayudar a controlar las respuestas inmunes en las enfermedades autoinmunes.
A qué se debe estar atento: Aumenta el riesgo de contraer infecciones bacterianas o virales cuando se toma la azatioprina porque ésta disminuye la capacidad del organismo de fabricar linfocitos T y B. Antes de comenzar este medicamento, deben examinarlo en busca de infecciones virales, como la hepatitis B y C. Es posible que su doctor compruebe si su organismo fabrica una proteína conocida como tiopurina metiltransferasa (TPMT, por sus siglas en inglés) antes de que usted comience este medicamento, para asegurarse de que su organismo pueda eliminarla normalmente. Le revisarán el conteo de las células sanguíneas y las pruebas del riñón y el hígado mientras tome este fármaco. Puede que éste aumente su riesgo de malignidad.
 

Inmunidad innata

Medicamentos biológicos anti-IL-1
Ejemplos: Anakinra (Kineret), Canakinumab (Ilaris), Rilonacept (Arcalyst)
Indicaciones de uso: Síndromes periódicos asociados a criopirina (CAPS, por sus siglas en inglés), entre ellos el síndrome autoinflamatorio familiar por frío y el síndrome de Muckle-Wells, la artritis idiopática juvenil sistémica (canakinumab), la artritis reumatoide (anakinra)
Objetivo del medicamento: La interleucina-1 (IL-1)
Modo de acción: La IL-1 ayuda a su organismo a responder de inmediato cuando los microbios entran en contacto con células. Ello provoca la fiebre y les dice a otras células que ayuden a unirse y luchar contra la infección. Al bloquear la IL-1, podemos reducir la fiebre, la inflamación en las articulaciones y la piel, y ayudar a reducir la inflamación general provocada por estas afecciones.
A qué se debe estar atento: Puesto que la IL-1 es importante para protegerse de los microbios, es posible que usted tenga mayor probabilidad de contraer infecciones (bacterianas y virales), como infecciones de las vías respiratorias superiores e infecciones urinarias, con el tratamiento a largo plazo con un fármaco que bloquee la IL-1. La reactivación de enfermedades como la tuberculosis es poco común, pero se recomienda hacerse una prueba para detectar la infección con tuberculosis antes de comenzar este fármaco. Se recomienda evitar las vacunas vivas cuando se consuma estos medicamentos y recibir las vacunas de todo tipo requeridas antes de comenzar el medicamento, porque se desconoce cuán bien el organismo prepara una respuesta a la vacuna cuando se toma este tipo de medicamento. Al tomar estos medicamentos, con frecuencia se vigila el conteo de sus leucocitos.

Productos biológicos anti-TNF (inhibidores del TNF)
Ejemplos: Infliximab (Remicade), Adalimumab (Humira), Golimumab (Simponi), Etanercept (Enbrel), Certolizumab (Cimzia)
Indicaciones de uso: Artritis reumatoide,  psoriasis en placas y artritis, espondilitis anquilosante, enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa
Objetivo del medicamento: El factor de necrosis tumoral (TNF, por sus siglas en inglés)
Modo de acción: El TNF es importante para la inflamación que comienza cuando el organismo entra en contacto con microbios. El TNF activa la inflamación en todo el organismo, provoca fiebre y recluta otros leucocitos a la parte del cuerpo donde existe una infección. En afecciones inflamatorias como la artritis reumatoide y la enfermedad inflamatoria intestinal, el TNF puede provocar daños a las articulaciones, la piel y el tracto digestivo. Bloquear el TNF puede ayudar a controlar estas enfermedades inflamatorias.
A qué se debe estar atento: El TNF también es un elemento importante de la capacidad del organismo de eliminar las bacterias, los virus y los hongos invasores. Es mayor el riesgo de contraer infecciones serias cuando se recibe un tratamiento con una terapia que bloquee el TNF. Además, deben hacerle pruebas para detectarle la tuberculosis, la hepatitis B y C, el VIH y hacerle exámenes para detectar cualquier riesgo de infección fúngica, porque si tiene estas infecciones, se pueden activar cuando se bloquee el TNF.  También debe evitar ponerse vacunas vivas cuando tome esta familia de medicamentos. El riesgo a largo plazo de sufrir cánceres como el linfoma también puede ser más elevado en los pacientes que reciben tratamiento con terapia anti-TNF.

Productos biológicos anti-IL-6
Ejemplos: Tocilizumab (Actemra), Sarilumab (Kevzara)
Indicaciones de uso: Artritis reumatoide, arteritis de células gigantes, artritis idiopática juvenil
Objetivo del medicamento: El receptor de interleucina-6 (IL-6)
Modo de acción: La IL-6 es una citocina importante que provoca que los linfocitos T y los linfocitos B se activen. También es importante para la inflamación en todo el cuerpo que causa la fiebre. En las enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoide, la IL-6 provoca inflamación que daña las articulaciones y otras partes del cuerpo.  
A qué se debe estar atento: Puesto que la IL-6 es una citocina importante para muchos leucocitos y la inflamación en general, es mayor el riesgo de infección con infecciones comunes, como virus de las vías respiratorias superiores, y con infecciones menos comunes, como la tuberculosis. Al igual que con las terapias que bloquean el TNF, deben hacerle una prueba de detección de tuberculosis antes de comenzar un tratamiento que bloquee la IL-6.

El complemento
Ejemplos: Eculizumab
Indicaciones de uso: Hemoglobinuria paroxística nocturna (HPN), síndrome urémico hemolítico atípico (SUHa)
Objetivo del medicamento: El componente 5 (C5) del complemento
Modo de acción: El complemento es parte del sistema inmune innato que se une y destruye a ciertos tipos de bacterias (como las del género Neisseria, la familia de bacterias que provocan la gonorrea y la meningitis meningocócica). En circunstancias normales, el organismo mantiene controlado el complemento al contar con proteínas que evitan que el complemento se active. En ciertas afecciones, como la HPN y el SUHa, el organismo no puede impedir que el complemento se active y el organismo destruye sus propias células. El eculizumab ayuda a prevenir este tipo de activación espontánea del complemento.
A qué se debe estar atento: Puesto que el complemento es muy importante para la defensa del organismo frente a las bacterias del género Neisseria, las personas que toman eculizumab tienen mayor probabilidad de contraer esta infección. Debe ponerse la vacuna antimeningocócica antes de comenzar este fármaco y tomar antibióticos para prevenir las infecciones mientras reciba tratamiento con este fármaco.
 

Inmunidad adaptativa: linfocitos B

Medicamentos biológicos anti-CD20
Ejemplos: Rituximab (Rituxan)
Indicaciones de uso: Linfoma no Hodgkin, leucemia linfocítica crónica, artritis reumatoide, vasculitis (como la granulomatosis con poliangitis y poliangitis microscópica), enfermedades autoinmunes de la piel
Objetivo del medicamento: CD20, una proteína de superficie de los linfocitos B
Modo de acción: El rituximab se une a la proteína CD20 de los linfocitos B y destruye los linfocitos B en el torrente sanguíneo. Todas las enfermedades que se tratan con el rituximab necesitan que los linfocitos B o bien crezcan (como el linfoma) o fabriquen anticuerpos que se unan a ciertas partes de nuestro organismo y provoquen inflamación (como la artritis reumatoide, la vasculitis y las enfermedades autoinmunes de la piel). Cuando el rituximab elimina los linfocitos B, el organismo se deshace de los linfocitos B que crecen y de los linfocitos B que están fabricando los anticuerpos que causan la enfermedad.
A qué se debe estar atento: Cuando se eliminan los linfocitos B del organismo, es mayor el riesgo de contraer enfermedades que normalmente son eliminadas por los anticuerpos. Entre éstas se encuentran las infecciones de los senos nasales y los pulmones. Enfermedades específicas como la hepatitis B se pueden reactivar después del tratamiento con el rituximab, por lo cual deben hacerle una prueba de detección de la hepatitis B antes del tratamiento. También se ha observado otros tipos de infecciones virales, como el herpes. La respuesta a las vacunas también es limitada después del tratamiento con el rituximab, por lo cual antes de consumirlo se debe poner todas las vacunas indicadas. En la mayoría de las personas que reciben el rituximab, los linfocitos B regresan en menos de un año. Sin embargo, en un subgrupo de personas tratadas con el rituximab, los linfocitos B no regresan y puede que usted tenga bajos niveles de anticuerpos por muchos años o de por vida. Ello puede aumentar su riesgo de contraer infecciones.

Medicamentos biológicos dirigidos al factor de crecimiento de linfocitos B
Ejemplos: Belimumab (Benlysta)
Indicaciones de uso: Lupus eritematoso sistémico
Objetivo del medicamento: BLyS (estimulador de linfocitos B, también conocido como BAFF, por sus siglas en inglés)
Modo de acción: El belimumab está dirigido a la citocina BLyS, que es una proteína importante para la supervivencia y el crecimiento de los linfocitos B. Al bloquear este factor de crecimiento en pacientes que padecen de lupus, se puede reducir algunos de los autoanticuerpos que son fabricados por los linfocitos B.
A qué se debe estar atento: En pacientes que se tratan con el belimumab, las infecciones de la piel y la neumonía son las infecciones más comunes. Los pacientes que reciben belimumab y presentan una disminución de la función inmune también tienen mayor probabilidad de presentar neumonía causada por hongos o citomegalovirus. Al recibir tratamiento con el belimumab, deben evitarse las vacunas vivas.

Inmunidad adaptativa: linfocitos T
Ejemplos: Ciclosporina
Indicaciones de uso: Para la prevención del rechazo del trasplante de órganos, enfermedad de injerto contra huésped, artritis reumatoide, psoriasis, urticaria crónica
Objetivo del medicamento: La calcineurina, que da la señal de activar los linfocitos T
Modo de acción: La ciclosporina es un medicamento oral que se desplaza a los linfocitos T, donde se une a una proteína llamada calcineurina. Cuando esto sucede, los linfocitos T no pueden producir citocinas ni más linfocitos T.
A qué se debe estar atento: Los efectos secundarios más frecuentes de la ciclosporina son la hipertensión y la disminución de la función renal, por lo cual estos efectos se deben vigilar de cerca. Puesto que la ciclosporina bloquea los linfocitos T, es un fármaco inmunosupresor. Puede aumentar el riesgo de malignidad. Cuando usted recibe este medicamento, en general el riesgo de infecciones es más elevado. Por este motivo, se recomienda que evite todas las vacunas vivas cuando reciba este medicamento.

Coestimulación y activación de los linfocitos T
Ejemplos: Abatacept (Orencia)
Indicaciones de uso: Artritis reumatoide, artritis idiopática juvenil, artritis psoriásica
Objetivo del medicamento: CTLA-4/CD28
Modo de acción: Los linfocitos T se activan con dos señales. La primera señal es cuando el receptor de linfocitos T se une a una parte específica de un microbio (antígeno) que le llevó una célula del sistema inmune conocida como célula presentadora de antígeno (CPA). La segunda señal ocurre cuando el linfocito T y la CPA se comunican por un segundo grupo de proteínas cuando estas células interactúan. Un ejemplo de esta segunda señal es una proteína de los linfocitos T conocida como CD28 que se une a las proteínas CD80/86 de la CPA y activa tanto el linfocito T como la APC. Para desactivarse, el linfocito traerá CTLA-4, que bloquea la unión de CD28 a CD80/86. El abatacept es CTLA-4 en forma de fármaco. Al recibir este medicamento, se puede desactivar la respuesta inmune del linfocito T. En la artritis inflamatoria, esto ayuda a calmar la inflamación inducida por los linfocitos T que provoca hinchazón y dolor de las articulaciones.
A qué se debe estar atento: Puesto que el abatacept ayuda a desactivar todas las respuestas de los linfocitos T, al recibir este medicamento el riesgo de infecciones es más elevado. Deben hacerle pruebas de detección de tuberculosis y hepatitis B y C, porque si usted tiene estas infecciones, pueden activarse cuando disminuimos la actividad de los linfocitos T. No deben administrarse vacunas vivas simultáneamente con este medicamento ni por un plazo de tres meses luego de suspender su administración.
 

Inmunidad adaptativa: citocinas

Medicamentos biológicos anti-IL-17
Ejemplos: Secukinumab (Cosentyx), Ixekizumab (Taltz), Brodalumab (Siliq)
Indicaciones de uso: Psoriasis, artritis psoriásica, espondilitis anquilosante
Objetivo del medicamento: La IL-17 (secukinumab, ixekizumab), el receptor de la IL-17 (brodalumab)
Modo de acción: La IL-17 es una citocina importante en las enfermedades autoinmunes. Es importante en enfermedades como la psoriasis y la espondilitis anquilosante. Normalmente, la IL-17 es un elemento importante de nuestra defensa contra las infecciones bacterianas y fúngicas, pues recluta a otros tipos de leucocitos conocidos como neutrófilos a los lugares de infección.
A qué se debe estar atento: Cuando se utilizan tratamientos que bloquean la IL-17, la probabilidad de infecciones es más elevada, lo cual incluye mayormente las infecciones de las vías respiratorias superiores. Las infecciones graves y las infecciones fúngicas fueron poco comunes en los estudios de estos tipos de medicamentos. Al recibir una terapia que bloquee la IL-17, se deben evitar las vacunas vivas.

Medicamentos biológicos anti-IL-23
Ejemplos: Guselkumab (Tremfya)
Indicaciones de uso: Psoriasis
Objetivo del medicamento: La citocina IL-23
Modo de acción: La IL-23 es una citocina importante para mantener vivo un tipo importante de linfocitos T llamados linfocitos Th17 (que producen la IL-17). Al mantener vivas y activas estas células, la IL-23 es un elemento importante de la defensa del organismo contra las infecciones bacterianas y otras infecciones intestinales. En las enfermedades autoinmunes como la psoriasis, la IL-23 puede formar parte de la respuesta inflamatoria que provoca síntomas e inflamación de la piel.
A qué se debe estar atento: Bloquear la IL-23 no tuvo un gran efecto sobre la cantidad de infecciones que los pacientes tuvieron durante los ensayos clínicos.

Medicamentos biológicos anti-IL-12/23
Ejemplos: Ustekinumab (Stelara)
Indicaciones de uso: Psoriasis, artritis psoriásica, enfermedad de Crohn
Objetivo del medicamento: Los receptores de las citocinas IL-12 e IL-23
Modo de acción: El ustekinumab se une a una parte de los receptores de la IL-12 y la IL-23 que es compartida, conocida como IL-12p40. La IL-12 es una citocina importante para la activación de los linfocitos T y otros leucocitos conocidos como células asesinas naturales que ayudan a eliminar las infecciones bacterianas y virales. Cuando estas citocinas se regulan anómalamente en las enfermedades autoinmunes, ello puede provocar daños a los tejidos, como se observa en la psoriasis y la enfermedad de Crohn.
A qué se debe estar atento: Puesto que la IL-12 es un elemento importante del sistema inmune para la activación de los linfocitos T, esto puede aumentar el riesgo de los pacientes de contraer micobacterias, salmonela y tuberculosis o BCG. Al parecer esto es muy inusual. Se recomienda que se hagan pruebas de detección de tuberculosis antes de comenzar la terapia con el ustekinumab.

Medicamentos biológicos anti-IL-5
Ejemplos: Mepolizumab (Nucala), Reslizumab (Cinqair), Benralizumab (Fasenra)
Indicaciones de uso: Asma eosinofílica severa, otros trastornos eosinofílicos relacionados
Objetivo del medicamento: La IL-5 (mepolizumab y reslizumab), el receptor de la IL-5 (benralizumab)
Modo de acción: La IL-5 es una citocina importante para un tipo específico de leucocitos conocidos como eosinófilos. Los eosinófilos son importantes para que el organismo combata las infecciones por gusanos (helmintos) y se activan en condiciones alérgicas como el asma.
A qué se debe estar atento: Si usted tiene una infección por helmintos, debe tratársela antes de comenzar estos medicamentos. Si usted contrae una infección por helmintos que no se elimina con el tratamiento mientras recibe los medicamentos dirigidos a la IL-5, debe suspender el uso de estos medicamentos.

Productos biológicos anti-IL-4/IL-13
Ejemplos: Dupilumab (Dupixent)
Indicaciones de uso: Dermatitis atópica, asma, rinosinusitis crónica con pólipos nasales
Objetivo del medicamento: El receptor alfa de la IL-4 (parte del receptor de la IL-4 y la IL-13)
Modo de acción: Las citocinas IL-4 y IL-13 están involucradas en la respuesta inmune que lleva a la producción de anticuerpos alérgicos (IgE), mucosidad en las vías respiratorias y la activación de la respuesta inmune alérgica.  
A qué se debe estar atento: Se recomienda evitar las vacunas vivas (como la vacuna triple viral y la vacuna contra la varicela) cuando recibe el dupilumab. Las respuestas a las vacunas inactivas o muertas (como la vacuna contra la meningitis) son normales cuando se recibe tratamiento con este medicamento. Probablemente no hay ningún riesgo o solamente un incremento muy pequeño del riesgo de contraer infecciones de la piel, gripe o infecciones con el virus del catarro. La IL-4 y la IL-13 probablemente son importantes en el control de las infecciones con gusanos (helmintos). Los estudios no han medido el efecto del dupilumab sobre estos tipos de infecciones. Si usted vive en una zona donde hay helmintos, se le debe vigilar o hacerle exámenes periódicamente si tiene síntomas.

Medicamentos biológicos dirigidos a la IgE
Ejemplos: Omalizumab (Xolair)
Indicaciones de uso: Asma alérgica, urticaria crónica
Objetivo del medicamento: La IgE, el anticuerpo de la alergia
Modo de acción: A menudo se denomina la IgE el “anticuerpo de la alergia”. Cuando la IgE se une a un alergeno, provoca la liberación de histamina y otras moléculas que causan una respuesta alérgica (picazón, enrojecimiento, urticaria).
A qué se debe estar atento: Bloquear la IgE no tiene un gran impacto sobre la capacidad del organismo de combatir infecciones bacterianas y virales típicas. La IgE puede ser muy importante para atacar otros tipos de infecciones como la infección por helmintos (también conocidos como gusanos, como los ascárides, anquilostomas, tricocéfalos, estrongiloides). Los estudios han mostrado un incremento leve del riesgo de infección en regiones del mundo donde viven estos parásitos, si usted recibe tratamiento con el omalizumab. Si usted vive en una zona donde hay helmintos, se le debe vigilar o hacerle exámenes periódicamente si tiene síntomas.

Movimiento de los linfocitos
Ejemplos: Vedolizumab (Entyvio)
Indicaciones de uso: Enfermedad inflamatoria intestinal (colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn)
Objetivo del medicamento: La integrina α4β7 (una proteína de la superficie de los leucocitos que los ayuda a llegar al intestino)
Modo de acción: Los leucocitos con integrinas α4β7 van al intestino, donde pueden tener efectos inflamatorios en la enfermedad inflamatoria intestinal. El vedolizumab bloquea estas células e impide su paso al intestino, lo cual reduce la cantidad de inflamación.
A qué se debe estar atento: El índice de infección general (incluyendo las infecciones de los senos nasales y las infecciones urinarias) es levemente superior en los pacientes que reciben el vedolizumab. En cuanto a las infecciones intestinales, se ha informado de abscesos en el tracto digestivo inferior e infecciones bacterianas en pacientes que reciben este medicamento.
 

Medicamentos dirigidos a moléculas pequeñas

Inhibidores de cinasas Jano (JAK, por sus siglas en inglés)
Ejemplos: Tofacitinib (Xeljanz), Upadacitinib (Rinvoq), Baricitinib (Olumiant)
Indicaciones de uso: Artritis reumatoide, artritis psoriásica, colitis ulcerosa
Objetivo del medicamento: Las enzimas cinasas Jano (Janus Kinase, JAK)
Modo de acción: Las enzimas cinasas Jano son proteínas importantes del interior de las células que transmiten señales del exterior de la célula al núcleo, o la maquinaria interna de la célula. Muchas distintas señales de citocina utilizan las cinasas Jano para transmitir mensajes en las células. En las enfermedades donde hay demasiada inflamación, bloquear las cinasas Jano puede ayudar a reducir la cantidad de inflamación, pues así disminuyen las señales que le dicen a la célula que fabrique y libere moléculas inflamatorias como las citocinas.
A qué se debe estar atento: Al igual que con otros fármacos inmunosupresores, aumenta la cantidad de infecciones con los inhibidores de cinasas Jano. Un virus que se ha encontrado con mayor frecuencia en pacientes que reciben tratamiento con inhibidores de cinasas Jano es el herpes zóster. No se deben poner vacunas vivas simultáneamente con este medicamento.


Este artículo ha sido reseñado por Andrew Moore, MD, FAAAAI

Revisado 9/28/2020

Close-up of pine tree branches in Winter Close-up of pine tree branches in Winter