Sinusitis Consejos para tener en cuenta - Sinusitis: Tips to Remember

Los senos son cavidades huecas dentro de los huesos de la cara, alrededor de los ojos y detrás de la nariz. Su  principal función es la de calentar, humedecer y filtrar el aire en la cavidad nasal.

Si usted tiene tos y taponamiento nasal más de una o dos semanas, es probable que tenga algo más que un resfrío. La rinosinusitis es la inflamación de uno o más de los senos nasales y conductos nasales. A menudo se la llama “sinusitis” o “infección de los senos”.

Puede producir presión alrededor de la nariz, ojos o frente, taponamiento en la nariz, mucosidad nasal espesa y decolorada, goteo posnasal de mal sabor, tos, congestión, taponamiento en el oído o jaquecas. Los síntomas también pueden incluir dolor en la dentadura, cansancio y, de manera ocasional, fiebre.

Cuanto más se informe sobre la sinusitis, mejor comprenderá sus síntomas.

Tipos y causas de sinusitis
La sinusitis aguda se  refiere a los síntomas de sinusitis que duran menos de cuatro semanas. Por lo general, comienzan como un simple resfrío provocado por el virus del resfrío común que luego se convierte en una infección bacteriana. La sinusitis crónica se produce cuando los síntomas duran tres meses o más. Se cree que la causa de la sinusitis crónica es una combinación de inflamación e infección. La sinusitis recurrente se produce cuando en un año ocurren tres o más episodios agudos.

La rinitis alérgica lo pone en riesgo de desarrollar sinusitis porque las alergias pueden causar inflamación de los senos y de los revestimientos mucosos nasales. Esta inflamación impide que las cavidades de los senos drenen, y aumenta sus probabilidades de que se desarrolle una sinusitis bacteriana secundaria.

Si sus pruebas para determinar alergias dan positivo, un alergista podrá recetarle medicamentos apropiados para controlar la alergia, posiblemente reduciendo el riesgo de que desarrolle una infección. En raras ocasiones, los problemas inmunológicos que dañan su capacidad de luchar contra las infecciones comunes pueden presentarse con la sinusitis crónica o recurrente.

Los problemas de estructura de la nariz —conductos de drenaje estrechos, tumores o  tabique nasal desviado (el hueso y cartílago que separan el orificio nasal derecho del izquierdo)— también pueden causar sinusitis. Para corregir estos problemas, a menudo se requiere cirugía. Muchos pacientes con sinusitis recurrente o crónica tienen más de un factor que los pone en riesgo de infecciones. Por ello es esencial un diagnóstico preciso.

Diagnóstico                 
Para diagnosticar la sinusitis, el alergista hará una historia clínica detallada y realizará una evaluación física. También es probable que le pida exámenes. Los exámenes pueden incluir pruebas de alergia, TAC de los senos (imágenes exactas de las cavidades de los senos) o una muestra de sus secreciones nasales o revestimientos nasales.

Es probable que el médico solicite una endoscopía. En ese caso, se inserta un endoscopio angosto y flexible (un aparato con luz) en la cavidad nasal a través de los orificios nasales, luego de haber aplicado una anestesia local. Esto permite al médico ver, de un modo simple e indoloro, la zona en que los senos drenan a la nariz.

Tratamiento
Las infecciones de los senos generalmente requieren una combinación de terapias. El médico podrá prescribir un medicamento para reducir el taponamiento o para controlar las alergias, lo que ayuda a que se mantengan abiertos los conductos sinusales. El  medicamento podrá ser un descongestivo, un medicamento para diluir la mucosa o un atomizador nasal con esteroides. Si se trata de sinusitis bacteriana, el médico podrá recetar un antibiótico. A quienes padecen de alergia, el tratamiento prolongado para controlar y reducir los síntomas de alergia también puede ayudarlos a prevenir la sinusitis.

También pueden resultar útiles varios tratamientos que no incluyen fármacos. Entre ellos, la inhalación de aire caliente y húmedo, y lavar las cavidades nasales con agua salada. Si es necesario someterse a cirugía para arreglar la estructura de su nariz, el alergista lo derivará a un otorrinolaringólogo, o un médico especialista en oído, nariz y garganta.

Comparación de la sinusitis con la rinitis
Los síntomas de la sinusitis y de la rinitis son muy similares. La rinitis es una inflamación de las membranas mucosas de la nariz, mientras que la sinusitis incluye inflamación de los senos y de los conductos nasales. Por esta razón, a la sinusitis se la suele llamar rinosinusitis.

La rinitis puede ser alérgica o no alérgica. La rinitis alérgica es causada por los alérgenos que hay en el aire, que son generalmente inofensivos, pero pueden causarles problemas a las personas con alergia. Los síntomas de la rinitis alérgica a menudo son secreciones nasales, estornudos, congestión nasal y picazón en los ojos, nariz, garganta y oídos. Quienes padecen de rinitis no alérgica usualmente tienen solo taponamiento nasal. Esto puede ser a causa de irritantes como el humo, los cambios en la presión barométrica o la temperatura, o un uso excesivo de atomizadores descongestivos nasales de venta libre.

Consejos para la salud

  • La sinusitis es una inflamación de la nariz y de los senos.
  • La sinusitis aguda se produce cuando los síntomas duran menos de cuatro semanas.
  • La sinusitis crónica se produce cuando los síntomas duran más de tres meses.
  • Quienes padecen de alergias son quienes tienen más riesgo de contraer infecciones de los senos.
  • Existe un tratamiento para los senos. Consulte un alergista para que lo ayude a controlar los síntomas.

Sentirse mejor. Vivir mejor.
El alergista/inmunólogo, a menudo llamado alergista, es un pediatra o internista que tiene, como mínimo, dos años adicionales de capacitación especializada en el diagnóstico y tratamiento de problemas como alergias, asma, enfermedades del sistema inmunológico, y la evaluación y tratamiento de pacientes con infecciones recurrentes, como las enfermedades del sistema inmunológico.

Una atención adecuada puede marcar la diferencia entre sufrir con una enfermedad alérgica y sentirse mejor. Consultando a un alergista, se puede tener un diagnóstico exacto, un plan de tratamiento apropiado e información que lo ayudará a controlar su enfermedad.

El servicio “Encuentre un Alergista/Inmunólogo” de la AAAAI es un recurso de confianza para ayudarlo a encontrar un especialista cerca de su hogar.

AAAAI - American Academy of Allergy Asthma & Immunology