Evaluación de las Alergias Consejos para tener en Cuenta - Allergy Testing: Tips to Remember

Si usted tiene alergia, su sistema inmunológico sobrerreacciona a una sustancia que usted inhaló, tocó o comió.

Su sistema inmunológico controla la manera en que el cuerpo se defiende. Por ejemplo, si usted tiene alergia al polen, su sistema inmunológico identifica al polen como un invasor o alérgeno. Su sistema inmunológico sobrerreacciona produciendo anticuerpos llamados Inmunoglobulina E (IgE). Estos anticuerpos viajan a las células que liberan químicos, y causan una reacción alérgica. Estas reacciones van desde una molesta sibilancia y congestión hasta una respuesta potencialmente mortal llamada anafilaxia.  

¿Cómo puede usted estar seguro de cuáles son los alérgenos responsables de sus síntomas? Los exámenes de alergia, combinados con un examen físico e historia clínica, pueden dar información precisa sobre a qué cosas usted es y a qué cosas no es alérgico. Por ejemplo, quizás usted o un miembro de su familia tienen síntomas de alergia, y tienen una mascota en la casa. No es necesario que evite el contacto con la mascota si los exámenes de alergia indican una alergia a los ácaros del polvo, pero no a la caspa animal.

Muchas personas con síntomas de alergia no tratada no tienen conciencia de cuánto mejor se sentirán una vez que sus síntomas hayan sido diagnosticados y tratados de manera adecuada por un alergista/inmunólogo, usualmente llamado alergista.

Un alergista es un pediatra o internista que tiene, como mínimo, dos años adicionales de especialización en el diagnóstico y tratamiento de alergias, asma y trastornos inmunológicos.  

¿En qué casos el examen de alergia es apropiado?
La evaluación hecha por un alergista es, por lo general, segura y efectiva para los adultos y para los niños de todas las edades. Los extractos de alérgenos o vacunas usados en los exámenes de alergia realizados por alergistas cumplen con las exigencias de la Administración de Drogas y Alimentos de EE. UU. (FDA).

Estos son algunos de los síntomas que normalmente llevan a los alergistas a realizar exámenes:
• Respiratorios: picazón en los ojos, nariz o garganta; congestión nasal, secreciones nasales, lagrimeo, congestión del pecho, tos o sibilancia
• Piel: picazón o eccema  
• Abdominales: vómitos o calambres y diarrea cada vez que se ingieren determinados alimentos
• Reacciones graves a las picaduras de insectos (además de inflamación en la zona de la picadura)
• Anafilaxia: una reacción alérgica grave que afecta muchas partes del cuerpo a la vez

Es importante que los exámenes de alergia sean dirigidos por un profesional de la salud con suficiente capacitación en alergia/inmunología, y con información de sus antecedentes médicos.

Tipos de exámenes de la alergia
Los diferentes alérgenos molestan a diferentes personas; por ello, su alergista determinará cuál examen es más apropiado para usted. Para todos los exámenes, el alergista primero hará un examen físico y hará preguntas sobre sus síntomas para determinar si el examen de alergia está garantizado.

Exámenes cutáneos del IgE: Este tipo de prueba es la más común y es relativamente indolora. Se coloca dentro la piel una cantidad muy pequeña de determinados alérgenos, mediante una pequeña hendidura o “pinchazo” sobre la superficie de su piel.

Si tiene alergia, se producirá una pequeña hinchazón que tendrá la apariencia y se sentirá como la picadura de un mosquito en el lugar en que se introdujo el/los alérgenos que le produce/n alergia. Si es alérgico al polen de ambrosía, pero no a los gatos, solo el alérgeno de la ambrosía causará una pequeña inflamación o picazón. El lugar en el que se aplicó el alérgeno a los gatos se mantendrá normal.

No es necesario esperar mucho tiempo para detectar qué desencadena sus alergias. Las reacciones se producen dentro de los 20 minutos. Normalmente, no hay otros síntomas fuera de las pequeñas urticarias en el lugar en que se realizó el examen, y que desaparecen dentro de los 30 minutos. Si sus exámenes de piel son negativos, pero su médico continúa sospechando que usted puede tener alergias, se podrán utilizar exámenes “intradérmicos” más sensibles, en los que una pequeña cantidad de alérgenos se inyecta en la piel.

Los exámenes cutáneos se realizan mejor en el consultorio del alergista para asegurar que los resultados de los exámenes se leen de manera adecuada y para minimizar el riesgo de efectos colaterales extraños.

Pruebas de provocación: Se inhala o se ingiere por la boca una pequeña cantidad de alérgeno. La provocación se hace principalmente con potenciales alergias a los alimentos o a los medicamentos. Es muy importante que sean supervisados por un profesional de la medicina, por ejemplo, por un alergista especializado y con experiencia.

Análisis de sangre: Este análisis implica la extracción de sangre, por lo que los resultados no están disponibles con tanta rapidez como ocurre con las pruebas cutáneas. Los exámenes de sangre de IgE se usan generalmente cuando los exámenes cutáneos pueden no ser seguros o posibles, por ejemplo, si está tomando determinados medicamentos, o si tiene una afección cutánea que puede interferir con el examen cutáneo.

Cuándo avanzar con precaución.
Hay métodos de evaluación de alergia que la Academia Estadounidense de Alergia, Asma e Inmunología (AAAAI) considera que no son útiles, efectivos o que pueden llevar a diagnósticos y tratamientos inapropiados. Incluyen: exámenes de alergia hechos en supermercados o farmacias, exámenes en el hogar, kinesiología aplicada (evaluación de alergia evaluando la fortaleza o debilidad muscular), evaluación de citotoxicidad para alergia alimentaria, valoración cutánea (método Rinkel), evaluación de provocación y neutralización, evaluación de Inmunoglobulina G (IgG) para determinar alergia alimentaria o provocación sublingual.

Consejos para la salud
• La evaluación de la alergia por un alergista es un modo preciso para determinar qué alérgenos, si ese fuera el caso, están contribuyendo a sus síntomas de alergia.
• Una vez que usted sabe a qué es alérgico, junto a su médico, podrá desarrollar un plan de tratamiento para reducir o eliminar sus síntomas de alergia.

Sentirse mejor. Vivir mejor.
El alergista / inmunólogo, usualmente llamado alergista, es un pediatra o internista con al menos dos años adicionales de especialización en el diagnóstico y tratamiento de alergias, asma, deficiencias del sistema inmunológico y otras afecciones del sistema inmunológico.

La visita al consultorio de un alergista puede darnos un diagnóstico exacto, un plan de tratamiento adecuado e información que nos ayudará a controlar la enfermedad y a sentirnos mejor.

El servicio “Encuentre un Alergista/Inmunólogo” de la AAAAI es un recurso de confianza para ayudarlo a encontrar un especialista cerca de su hogar.

AAAAI - American Academy of Allergy Asthma & Immunology