Ejercicio y asma - Exercise and Asthma

Este artículo ha sido reseñado por Thanai Pongdee, MD, FAAAAI

La broncoconstricción inducida por el ejercicio (BIE), también llamada asma inducida por el ejercicio, es un estrechamiento de las vías respiratorias en los pulmones provocado por la actividad física.

La BIE es común en los pacientes que padecen de asma crónica, que con frecuencia experimentan ataques mientras hacen ejercicio. Pero también puede producirse en personas sanas que experimentan síntomas de asma solamente cuando hacen ejercicio físico.

Síntomas de asma relacionada con ejercicio físico Si usted tiene BIE, es posible que tenga problemas para respirar entre cinco y 20 minutos después del ejercicio. Los síntomas de broncoconstricción inducida por el ejercicio (BIE) son similares a los del asma crónica, pero el momento en que ocurren los síntomas está muy relacionado con la actividad física.

Algunos síntomas son:
• Sibilancia
• Opresión en el pecho
• Tos
• Disnea
• Dolor en el pecho (rara)

Desencadenantes Quienes padecen de BIE son por lo general muy sensibles a las bajas temperaturas y al aire seco. La nariz calienta y humidifica el aire, pero durante la actividad física exigente la respiración se hace a través de la boca. Esto hace que el aire frío y seco llegue a la parte inferior de las vías respiratorias y pulmones sin pasar por la nariz, lo que desencadena síntomas de asma.

Los contaminantes del aire, los altos niveles de polen y las infecciones respiratorias virales también pueden ser desencadenantes. También se pueden presentar síntomas mientras se hace ejercicio por falta de estado físico, debido a alergias nasales con tratamiento insuficiente o a problemas en las cuerdas vocales.

Diagnóstico de BIE
El alergista/inmunólogo comenzará pidiendo sus antecedentes médicos, realizando exámenes físicos y una prueba de respiración llamada espirometría.

Si su prueba de respiración indica que es posible que tenga asma, el médico optará por darle un medicamento inhalable, como el albuterol. Si los resultados de la prueba de respiración mejoran luego de inhalar el medicamento, es más probable el diagnóstico de asma.

Es probable que le pidan que se haga una prueba adicional, llamada “prueba de broncoprovocación”. El médico le pedirá que practique el deporte que usted realiza, que corra al aire libre, o que ande en bicicleta o corra en una cinta. Tanto antes como después del ejercicio, su médico evaluará la cantidad de aire expelido de los pulmones con una espirometría. Si usted exhala aire con menos energía luego del ejercicio, el problema puede deberse a que padece de BIE.

Tratamiento de su afección
Quienes padecen de asma inducido por el ejercicio físico tienen posibilidades de hacer ejercicio y deben hacer ejercicio con regularidad. Pero usted debe asegurarse de que está haciendo el tipo y cantidad de ejercicio adecuados.

Si le han diagnosticado BIE, hable con su alergista antes de comenzar un programa de ejercicio físico. Juntos, podrán desarrollar un plan de tratamiento que le permitirá participar en actividades con mínimos síntomas de asma.

Su médico le prescribirá un medicamento inhalable de acción inmediata antes de hacer ejercicio físico para evitar los ataques de asma. Estos medicamentos son efectivos en la prevención de los síntomas de BIE, entre un 80% y 90% de los pacientes.

Beber agua, precalentar y hacer ejercicios de enfriamiento son parte de su rutina de ejercicio físico que también pueden ayudar a minimizar la BIE.

Incluso el deporte que usted elige puede afectar sus síntomas. La natación es considerada la actividad con menos probabilidades de provocar síntomas de asma porque el entorno húmedo y cálido de la piscina no afecta las vías respiratorias. También se recomiendan las actividades relacionadas con el clima cálido y las que requieren cortas explosiones de energía, entre otras:
• Excursionismo
• Béisbol
• Golf
• Caminar
• Pasear en bicicleta

Debido a que el aire frío y seco puede empeorar los síntomas, así como las actividades que requieren un esfuerzo continuo, se recomienda que quienes padecen de BIE eviten deportes como:
• Esquí de fondo
• Correr
• Fútbol
• Baloncesto
• Hockey

Si su niño padece de asma inducida por el ejercicio, hable con los maestros y entrenadores para explicar las estrategias de prevención (como el precalentamiento), signos de advertencia de BIE y el modo en que se usan los medicamentos. También debería entregarles una copia del plan de tratamiento de asma de su hijo.

El ejercicio físico es importante y brinda muchos beneficios a la salud, en especial, a las personas que padecen de asma. No deje de tener una vida activa.

AAAAI - American Academy of Allergy Asthma & Immunology