Alergia Ocular - Eye Allergy

Alergia Ocular - Resumen

La alergia ocular, también llamada conjuntivitis alérgica, se produce cuando algo a lo que usted es alérgico irrita la conjuntiva, una delicada membrana que cubre el ojo y la parte interior del párpado.

Como todas las alergias, la conjuntivitis alérgica comienza cuando el sistema inmunológico identifica como alérgeno una sustancia que, en otras circunstancias, sería inofensiva. Esto hace que su sistema inmunológico sobrerreaccione y produzca anticuerpos llamados Immunoglobulina (IgE). Estos anticuerpos viajan a las células que liberan químicos, lo que causa una reacción alérgica. En este caso, las reacciones alérgicas pueden producir ojos llorosos, con picazón, con dolor, enrojecidos o inflamados.

Las causas más comunes de conjuntivitis alérgica son los alérgenos estacionales, como el polen y las esporas de moho. Quienes padecen de rinitis alérgica (fiebre de heno) normalmente observan que sus síntomas empeoran cuando salen en días de niveles elevados de polen.

Los alérgenos de interior, como ácaros de polvo y caspa animal, también pueden producir alergias a lo largo de todo el año. Si padece de este tipo de alergia, puede notar que sus síntomas empeoran mientras realiza ciertas actividades como limpiar su casa o peinar a su mascota.

Los síntomas de alergia ocular pueden ser muy molestos. Sin embargo, es poco lo que amenazan a la visión, fuera de una visión nublada temporaria. A diferencia de afecciones como la conjuntivitis, la conjuntivitis alérgica no es contagiosa.

Sin embargo, el enrojecimiento, picazón, hinchazón de los ojos pueden ser causados también por infecciones y otras afecciones que pueden amenazar la vista.

El alergista/inmunólogo tiene la capacitación especializada y la experiencia para diagnosticar, con precisión, las afecciones oculares y brindar alivio a sus síntomas. El servicio “Encuentre un Alergista/Inmunólogo” de la AAAAI es un recurso de confianza para ayudarlo a encontrar un especialista cerca de su hogar.

Alergia Ocular - Síntomas y diagnóstico

Si sus síntomas se relacionan con una alergia ocular, es probable que usted tenga problemas en ambos ojos.

Estos son los síntomas típicos:
•  Ojos llorosos
•  Picazón
•  Sensibilidad a la luz
•  Enrojecimiento
•  Sensación de aspereza
•  Inflamación de los párpados

Estos síntomas pueden producirse solos o junto con síntomas de rinitis nasal alérgica. Normalmente aparecen poco después de la exposición al alérgeno.

Los síntomas causados por alérgenos de exterior estacionales tienden a ser peores que los de alérgenos de interior, como ácaro del polvo o caspa animal.

Los síntomas se pueden reducir si se toman medicamentos contra la alergia como antihistamínicos que suprimen la reacción alérgica.

El primer paso hacia el alivio de la molestia de los síntomas de alergia ocular es el diagnóstico adecuado. El alergista/inmunólogo tiene la capacitación especializada y la experiencia para determinar, con precisión, qué está causando sus síntomas e identificar el mejor tratamiento.

Alergia Ocular - Tratamiento y administración

Si los alérgenos de interior están causando síntomas de alergia ocular, evitarlos es la clave para el alivio. Utilice un aspirador con filtro HEPA para reducir el polvo en su hogar o trate de mantener a las mascotas fuera de su cuarto para reducir la exposición a su caspa.

Si el polen y otros alérgenos estacionales están causando su problema, podrá ser necesario recurrir a medicamentos u otros tratamientos.

Las pastillas antihistamínicas de venta libre y las gotas oftálmicas a menudo se usan para el tratamiento a corto plazo de los síntomas de alergia ocular. Sin embargo, el uso prolongado de algunas gotas oftálmicas puede empeorar sus síntomas.

El médico podrá prescribir medicamentos más fuertes si sus síntomas persisten.

Las gotas oftálmicas con corticoesteroides son efectivas, pero a menudo tienen efectos colaterales, incluso cuando se usan solamente por un período corto de tiempo. El uso de este medicamento debería ser administrado por un oftalmólogo debido al riesgo de efectos colaterales, como glaucoma (aumento en la presión ocular), cataratas e infección.

Dependiendo de qué motivo causa su alergia ocular, las vacunas contra la alergia (inmunoterapia) pueden ser efectivas para brindar resistencia a largo plazo a los alérgenos desencadenantes.

AAAAI - American Academy of Allergy Asthma & Immunology