Prueba de provocación con metacolina (Methacholine Challenge Test)

Methacholine Challenge TestLa prueba de provocación con metacolina es un tipo de prueba de broncoprovocación utilizada para ayudar a diagnosticar el asma. La metacolina es una droga que se inhala y que provoca un leve estrechamiento de las vías respiratorias en los pulmones, al igual que el asma.

La prueba de provocación con metacolina puede realizarse en el consultorio del médico o en un laboratorio dedicado a la función pulmonar. Sin embargo, la prueba no debe realizarse en ciertas condiciones: durante el embarazo o la lactancia, en caso de aneurisma aórtica o cerebral, presión arterial no controlada, si se ha sufrido un infarto o un accidente cerebrovascular en los últimos tres meses, o si se tiene una función pulmonar muy baja en la prueba de espirometría basal.

Antes del día de la prueba, su médico le pedirá que suspenda ciertos medicamentos o inhaladores para obtener un resultado preciso. El día de la prueba, no debe comer ni beber ningún producto que contenga cafeína (café, té, chocolate, gaseosas). También debe preguntarle al médico sobre otros factores que afectan la prueba, como el cigarrillo, el ejercicio físico o una infección de las vías respiratorias superiores.

La prueba comienza con una evaluación de respiración basal (espirometría) para verificar si sus pulmones están funcionando bien, incluso un volumen espiratorio máximo en el primer segundo (FEV1). Mediante un nebulizador, se suministran dosis progresivamente mayores de metacolina inhalada. La espirometría se realizará antes y después de cada dosis de metacolina inhalada para medir la cantidad de estrechamiento de las vías respiratorias. Dado que deberá exhalar con fuerza y rapidez, podrá tener mareos, vahídos, tos, dolor torácico, sibilancias o dificultad para respirar. Debe informar al técnico si nota alguna molestia. La prueba se detiene una vez que la función pulmonar (FEV1) disminuye en un 20% o más de la línea de base, o si se alcanza la dosis máxima de metacolina. Una vez que la prueba está completa o si experimenta molestias, se le suministrará un medicamento para abrir los pulmones (broncodilatador) y se repetirá la prueba de respiración para asegurarse de que sus pulmones han vuelto a la normalidad.

La prueba de provocación con metacolina se considera positiva si la metacolina hace que la función pulmonar (FEV1) disminuya en un 20% o más en comparación con los valores iniciales. Un resultado negativo en la prueba de provocación con metacolina es casi una confirmación de que se debe descartar el diagnóstico de asma.

Asma

Este artículo ha sido reseñado por Andrew Moore, MD, FAAAAI

Revisado: 7/11/19

Close-up of pine tree branches in Winter Close-up of pine tree branches in Winter