Respuestas a sus preguntas sobre contaminación ambiental y asma


Ante todo, ¿la contaminación ambiental aumenta las posibilidades de desarrollar asma?
Las investigaciones sugieren que el asma y la exposición a la contaminación ambiental están relacionadas. La contaminación ambiental contiene sustancias dañinas que pueden ser tóxicas para las vías respiratorias. Se ha demostrado que la exposición prenatal a la contaminación ambiental aumenta el riesgo de desarrollar sibilancias y asma en el niño. Se ha determinado que esto ocurre sea o no asmática la mujer embarazada.

La exposición a contaminación ambiental en la primera etapa de la vida contribuye al desarrollo de asma en la infancia y adolescencia, particularmente después de los 4 años. La contaminación ambiental relacionada con el tránsito tiene una gran incidencia en el desarrollo del asma en niños en edad escolar. Se cree que la exposición a contaminación ambiental tiene el potencial de causar asma en los niños afectando los pulmones y el sistema inmunitario en desarrollo.  

La contaminación ambiental, especialmente cuando está relacionada con el tránsito, puede incrementar también las posibilidades de desarrollar asma en adultos.  

En ese caso, ¿qué pueden hacer las personas para protegerse?
La reducción de los niveles generales de contaminación ambiental local a través de políticas públicas, creación de iniciativas para disminuir la exposición de la comunidad (por ejemplo, mediante la construcción de “zonas colchón” entre las vías de circulación y los barrios) y la minimización de la exposición personal a la contaminación ambiental podrían reducir el riesgo de que niños y adultos desarrollaran asma.  

Los siguientes pasos pueden ayudar a reducir los niveles personales de exposición a la contaminación ambiental:
1.    Viva a más de 200 metros de una carretera importante.
2.    Evite viajar en horas pico, en caso de ser posible. Cuando conduzca, use caminos alternativos.
3.    Limite el tiempo al aire libre cuando la calidad del aire sea deficiente. Controle la calidad del aire local.
4.    Mantenga las ventanas del automóvil cerradas mientras conduce, en especial si se encuentra atascado por el tránsito.
5.    Evite actividades físicas y ejercicio al aire libre cerca de carreteras importantes donde los niveles de contaminación son altos, especialmente durante la tarde y la noche.

Entiendo que la contaminación ambiental aumenta el riesgo de empeorar el asma.  ¿Cuáles son los principales contaminantes y qué pueden hacer los pacientes para limitar su exposición?
Los principales contaminantes son PS 2,5 (partículas suspendidas/partículas en suspensión o gotitas, menores o iguales a 2,5 µm de diámetro), PS10, O3 (ozono), NO2 (dióxido de nitrógeno), SO2 (dióxido de azufre) y CO (monóxido de carbono). El NO2 es emitido por los vehículos, y el SO2 principalmente por la industria del carbón. La exposición a tales contaminantes y la contaminación ambiental relacionada con el tránsito aumentan el riesgo de exacerbaciones de los síntomas del asma. La acción más eficiente para limitar su exposición es mudarse, lo que no siempre es posible. Durante los últimos años, se han comercializado filtros de aire para reducir la contaminación en el hogar, pero su eficacia en la prevención del asma no ha sido demostrada científicamente.

Si los pacientes monitorean los niveles de contaminación ambiental en línea, ¿cuáles son las señales de alarma que uno debe conocer?
La cantidad de polen o esporas, o la cantidad de contaminantes que pueden desencadenar un ataque de asma, puede variar de una persona a otra según una cantidad de factores, incluso la gravedad del asma. Otros factores incluyen la temperatura del aire, la velocidad del viento, la humedad, la hora del día y la ubicación exacta. Los contaminantes del aire también pueden aumentar la alergenicidad de los granos de polen. Las estaciones de conteo clasifican a los niveles de polen y de esporas que se encuentran en el aire como bajos, moderados, elevados y muy elevados. Los niveles de polen de las gramíneas tienden a ser más elevados temprano por la mañana y temprano por la tarde, mientras que otros tipos de polen son generalmente más elevados al mediodía y a la tarde.  

La contaminación ambiental está constituida por una cantidad de sustancias que no se encuentran naturalmente en el aire. El ozono es una de las más importantes y la que tiene más posibilidades de provocar ataques de asma. Cuando los niveles de ozono alcanzan un índice de calidad del aire (Air Quality Index, AQI) de 51-100, los síntomas del asma pueden empeorar, y por encima de 101 se consideran peligrosos. Las agencias regulatorias generalmente anuncian cuando los niveles de contaminación ambiental alcanzan niveles dañinos.  

¿Qué cambios deben hacer las personas con asma con relación a sus medicamentos en los días de mayor contaminación?
El cambio principal debería ser el uso de agonistas beta2 de corta acción (SABA) o un inhalador de rescate, como el albuterol/salbutamol. Se puede usar hasta cada 4 horas para los síntomas de sibilancias, tos y falta de aire u opresión en el pecho. Además, se debe permanecer en el interior todo lo posible en los días de mucha contaminación. Si debe salir, considere el uso de un dispositivo protector respiratorio diseñado para lograr buen ajuste facial y filtrado muy eficiente de las partículas en suspensión, como una máscara N95.

Además, si su médico le ha recetado medicamentos diarios contra el asma, asegúrese de usarlos como se prescriben para ayudar a mantener sus pulmones protegidos. Señales de que su asma está bien controlada: no hay ataque de asma, no hay problemas para dormir o realizar actividades, no hay una necesidad infrecuente de recurrir a la medicación de alivio. Se debe prestar un cuidado especial en el caso de las personas jóvenes o mayores, o quienes padecen de asma grave.

He oído hablar de "asma de las tormentas" y que incluso personas que no han sido diagnosticadas como asmáticas pueden presentar esos síntomas. ¿Podría explicarme esto?
Generalmente se sabe que las lluvias eliminan el polen del aire, pero las tormentas eléctricas pueden causar un aumento en las concentraciones de polen. Las tormentas eléctricas llevan los granos del polen hacia las nubes llenas de humedad, y allí se rompen. Los fragmentos de polen, o trozos de granos de polen, son devueltos luego a la superficie terrestre por las corrientes descendentes donde los flujos de aire los esparcen. Esto puede crear niveles muy altos de exposición al aire de los alérgenos del polen.

Esto tiende a ocurrir con el polen de gramíneas que es generalmente demasiado grande para atravesar la nariz. Sin embargo, los fragmentos de polen son lo suficientemente pequeños para entrar en los pulmones. Mientras que, por lo general, el polen intacto solamente provoca estornudos y otros síntomas de alergia en la nariz, dado que los fragmentos de polen pueden entrar en los pulmones, pueden provocar asma, incluso en personas que solo tienen alergias nasales y oculares y que carecen de diagnóstico previo de asma. Los afectados por la alergia del polen de las gramíneas deben ser informados sobre un riesgo posible de ataque de asma y de posible recaída en el inicio de una tormenta eléctrica durante la estación del polen.

El asma de las tormentas también puede ocurrir debido a algunos tipos de polen de malezas y mohos, en especial, en los primeros 20 a 30 minutos de la tormenta eléctrica. Quienes padecen de alergias estacionales o al moho, con o sin asma, deben ser cautelosos cuando estén al aire libre y deben considerar permanecer en el interior con las ventanas cerradas si se acerca una tormenta eléctrica fuerte.

Escuchamos mucho sobre la contaminación ambiental al aire libre. ¿Hay alguna indicación especial sobre la contaminación ambiental de interiores?
La contaminación ambiental de interiores puede ser un problema de importancia. Se produce por cocinar en interiores o por la calefacción, chimeneas abiertas, fumar (tabaco), las plantas de interior y la liberación de gases de los materiales de construcción. Este problema ha sido cada vez más reconocido y se lo llama síndrome del edificio enfermo ('Sick Building Sydrome', SBS) para referirse a problemas de salud con la consiguiente pérdida de productividad y aumento de las licencias por enfermedad. La contaminación ambiental en interiores da como resultado una mayor incidencia de neumonía, alergia, enfermedades pulmonares obstructivas crónicas (incluso asma), cáncer de pulmón y otros. De hecho, la Organización Mundial de la Salud estima que 4,3 millones de personas en todo el mundo mueren cada año debido a la contaminación ambiental de interiores, principalmente por el uso de combustibles sólidos en interiores.

Las intervenciones incluyen el cambio a combustibles alternativos como la electricidad o la energía solar, el uso de estufas mejoradas y el uso de ventilación adecuada.

Referencias  
Anderson HR, Favarato G, Atkinson RW. Long-term exposure to air pollution and the incidence of asthma: meta-analysis of cohort studies. Air Qual Atmos Health. 2013; 6: 47-56. https://doi.org/10.1007/s11869-011-0144-5.

Bowatte G, Lodge C, Lowe AJ, Erbas B, Perret J, Abramson MJ, Matheson M, Dharmage SC. The influence of childhood traffic-related air pollution exposure on asthma, allergy and sensitization: a systematic review and a meta-analysis of birth cohort studies. Allergy. 2015; 70(3): 245-256. doi: 10.1111/all.12561.

Cockcroft DW, Davis BE, Blais CM. Thunderstorm asthma: an allergen-induced early asthmatic response. Ann Allergy Asthma Immunol. 2018; 120(2): 120-123. doi: 10.1016/j.anai.2017.12.002.

D'Amato G, Holgate ST, Pawankar R, Ledford DK, Cecchi L, Al-Ahmad M, Al-Enezi F, Al-Muhsen S, Ansotegui I, Baena-Cagnani CE, Baker DJ, Bayram H, Bergmann KC, Boulet LP, Buters JT, D'Amato M, Dorsano S, Douwes J, Finlay SE, Garrasi D, Gómez M, Haahtela T, Halwani R, Hassani Y, Mahboub B, Marks G, Michelozzi P, Montagni M, Nunes C, Oh JJ, Popov TA, Portnoy J, Ridolo E, Rosário N, Rottem M, Sánchez-Borges M, Sibanda E, Sienra-Monge JJ, Vitale C, Annesi-Maesano I. Meteorological conditions, climate change, new emerging factors, and asthma and related allergic disorders. A statement of the World Allergy Organization (Declaración de la Organización Mundial de Alergia). World Allergy Organ J. 2015; 8(1): 25. doi: 10.1186/s40413-015-0073-0.
 
Gao J, Xu X, Ying Z, Jiang L, Zhong M, Wang A, Chen LC, Lu B, Sun Q. Post-effect of air quality improvement on biomarkers for systemic inflammation and microparticles in asthma patients after the 2008 Beijing Olympic Games: a pilot study. Inflammation. 2017; 40(4): 1214-1224. doi: 10.1007/s10753-017-0564-y.

Gehring U, Wijga AH, Brauer M, Fischer P, de Jongste JC, Kerkhof M, Oldenwening M, Smit HA, Brunekreef B. Traffic-related air pollution and the development of asthma and allergies during the first 8 years of life. Am J Respir Crit Care Med. 2010; 181(6): 596-603. doi: 10.1164/rccm.200906-0858OC.

Guarnieri M, Balmes JR. Outdoor air pollution and asthma. Lancet. 2014; 383(9928): 1581-1592. doi:10.1016/S0140-6736(14)60617-6.

Heinrich J, Guo F, Fuertes E. Traffic-related air pollution exposure and asthma, hayfever, and allergic sensitisation in birth cohorts: a systematic review and meta-analysis. Geoinfor Geostat: an overview. 2016; 4:4. doi: 10.4172/2327-4581.1000153.

Herbert C, Kumar RK. Ambient air pollution and asthma. Eur Respir J. 2017; 49(5). doi: 10.1183/13993003.00230-2017.

Osborne NJ, Alcock I, Wheeler BW, Hajat S, Sarran C, Clewlow Y, McInnes RN, Hemming D, White M, Vardoulakis S, Fleming LE. Pollen exposure and hospitalization due to asthma exacerbations: daily time series in a European city. Int J Biometeorol. 2017; 61(10): 1837-1848. doi: 10.1007/s00484-017-1369-2.

Schultz ES, Litonjua AA, Melén E. Effects of long-term exposure to traffic-related air pollution on lung function in children. Curr Allergy Asthma Rep. 2017; 17(6): 41. doi: 10.1007/s11882-017-0709-y.

Wargocki P, Sundell J, Bischof W, Brundrett G, Fanger PO, Gyntelberg F, Hanssen SO, Harrison P, Pickering A, Seppänen O, Wouters P. Ventilation and health in non-industrial indoor environments: report from a European multidisciplinary scientific consensus meeting (EUROVEN). Indoor Air. 2002; 12(2): 113-128. https://doi.org/10.1034/j.1600-0668.2002.01145.x.

Organización Mundial de la Salud. Burning Opportunity: clean household energy for health, sustainable development and the wellbeing of women and children. 2016; ISBN: 9789241565233.

Organización Mundial de la Salud. Indoor air quality guidelines: household fuel combustion. 2014; ISBN: 9789241548878.

www.epa.gov

www.fda.gov/MedicalDevices/ProductsandMedicalProcedures/GeneralHospitalDevicesandSupplies/PersonalProtectiveEquipment/ucm055977.htm

www.healthandsafetyinshanghai.com/N95-mask.html

www.lung.org

www.nrdc.org

www.who.int/topics/air_pollution/en/

Zhao Z, Huang C, Zhang X, Xu F, Kan H, Song W, Wieslander G, Norback D. Fractional exhaled nitric oxide in Chinese children with asthma and allergies - a two-city study. Respir Med. 2013; 107(2): 161-171. doi: 10.1016/j.rmed.2012.11.001.


La Academia Americana de Alergia, Asma e Inmunología (American Academy of Allergy, Asthma & Immunology, AAAAI) y la Academia Europea de Alergia e Inmunología Clínica (European Academy of Allergy and Clinical Immunology, EAACI) colaboraron para brindarle esta información sobre los importantes vínculos entre la polución ambiental y el asma.


Autores de la AAAAI
Anne C. Miranowski, MD, FAAAAI y Andy Nish, MD, FAAAAI


Autores de la EAACI
Zuzana Diamant, MD, PhD, Breda Flood y Silvia Sánchez García, MD, PhD 

Asma

Close-up of pine tree branches in Winter Close-up of pine tree branches in Winter