Asma y embarazo - Asthma and Pregnancy

Este artículo ha sido reseñado por Thanai Pongdee, MD, FAAAAI

Si está embarazada o está pensando en tener hijos, es más importante que nunca que su asma esté bajo control. Evitar los desencadenantes y tomar sus medicamentos contra el asma como indica el médico puede ayudar a asegurar un embarazo saludable para usted y para su futuro hijo.

Un panel nacional de expertos* subraya enfáticamente la importancia del control mensual del asma durante las visitas prenatales. Esto es porque el ciclo del asma mejora para aproximadamente un tercio de las mujeres y empeora para aproximadamente otro tercio de las mujeres durante el embarazo. El examen mensual brinda al médico la oportunidad de cesar el tratamiento (en caso de ser posible) o reforzar el tratamiento (en caso de ser necesario).

Los ataques de asma son más comunes durante las últimas semanas del embarazo, pero son muy raros durante el trabajo de parto.

Algunos síntomas de asma:
•  Sibilancia
•  Tos
•  Opresión en el pecho
•  Disnea

Tratamiento del asma durante el embarazo
Durante el embarazo es crucial tener un buen control del asma. Un brote de asma produce una disminución de los niveles de oxígeno en sangre. Esto, a la vez, puede provocar una menor llegada de oxígeno al feto. El poco oxígeno puede dañar el crecimiento saludable del feto y su desarrollo.

Para minimizar los riesgos, las embarazadas deberían evitar alérgenos que desencadenen sus síntomas. Además, las fumadoras deberían abandonar el cigarrillo antes de quedar embarazadas ya que el cigarrillo puede desencadenar el asma y puede interferir con el desarrollo fetal.

Si estaba recibiendo inmunoterapia (vacunas contra la alergia) antes de quedar embarazada, puede continuar este tratamiento durante el embarazo. Asegúrese de avisar al médico que está embarazada. No se recomienda comenzar la inmunoterapia durante el embarazo.

¿Qué hacer con los medicamentos?
Continúe consultando con su alergista/inmunólogo durante todo el embarazo y no deje de tomar los medicamentos. A muchas futuras madres les preocupa tomar medicamentos durante el embarazo. Sin embargo, los riesgos que supone el asma sin tratar son mucho mayores que los riesgos de los tratamientos contra el asma.

Para los casos de asma persistente, por lo general se eligen los tratamientos con corticoesteroides inhalados. Los estudios han demostrado que son efectivos y que tienen poco riesgo para las embarazadas. El Programa Nacional de Educación para la Prevención del Asma recomienda dos fármacos específicos: Budesonida (corticoesteroide inhalado) y Albuterol (beta 2 agonista de corta acción) por sus buenos perfiles en cuanto a la seguridad, si se usan durante el embarazo.

No se recomiendan los corticoesteroides orales para el tratamiento regular del asma durante el embarazo. Sin embargo, se pueden utilizar para tratar ataques de asma severos.

Si está embarazada y cree que es probable que tenga asma, es importante que se haga exámenes para reducir los riegos para el bebé. Los estudios han relacionado los ataques de asma durante los primeros meses de embarazo con defectos de nacimiento. No deje de controlar su afección.

Si le interesa ayudar a los investigadores a entender más sobre los efectos del asma y los medicamentos contra el asma durante el embarazo, puede inscribirse en el proyecto VAMPSS.

*Informe 3 del Panel de Expertos de NAEPP: Guidelines for the Diagnosis and Management of Asthma (Lineamientos para Diagnóstico y Tratamiento de Asma)

AAAAI - American Academy of Allergy Asthma & Immunology