Cómo evitar las picaduras de mosquito - Take a Bite Out of Mosquito Stings

Este artículo ha sido reseñado por Thanai Pongdee, MD, FAAAAI

Si bien los mosquitos pueden transportar enfermedades de transmisión sanguínea, como la malaria, la encefalitis del Nilo Occidental y la fiebre del dengue, es su molesta picadura la que les da la fama.

Solamente pica la hembra. El calor, la luz, el sudor, el olor corporal, el ácido láctico y el dióxido de carbono atraen al mosquito hembra a la piel. El mosquito hembra inserta la punta de su boca en un pequeño vaso sanguíneo, inyecta su saliva en el flujo sanguíneo y luego chupa la sangre.

El contacto debe durar, como mínimo, seis segundos para que se produzca una reacción. Los químicos presentes en la saliva de los mosquitos impiden que la sangre se coagule y producen enrojecimiento, hinchazón y picazón localizados.

La picadura de mosquito puede causar una cantidad de distintas reacciones. Quienes jamás han sido picados (en especial, los niños pequeños) puede que ni siquiera reaccionen. Posteriormente, a la mayoría de los seres humanos se les produce una pequeña roncha rojiza que puede aparecer desde horas hasta días luego de la picadura y que puede permanecer durante algunos días.

Sin embargo, algunas personas tienen reacciones más graves, como ampollas o ronchas más grandes acompañadas de fiebre y dolor en las articulaciones. En el peor de los casos, la picadura de mosquito puede causar anafilaxia, una afección que puede ser mortal y que se caracteriza por la inflamación de la garganta, ronchas generalizadas, desmayo o sibilancia. Esta reacción es rara vez causada por los mosquitos y, por lo general, se la asocia con otros insectos que pican. Si usted ha experimentado anafilaxia, debería consultar a un alergista/inmunólogo, quien podrá ayudar a determinar la causa. Lleve consigo epinefrina autoinyectable si le han diagnosticado anafilaxia causada por picaduras de insectos.

Consejos para el tratamiento
Si se desencadenan síntomas de anafilaxia, recurra a la guardia de emergencias médicas.

•    Eleve la zona afectada y aplique hielo para reducir la inflamación y el dolor
•    Aplique una loción de venta libre en la zona afectada
•    Limpie las ampollas con agua y jabón, sin romperlas
•    Si persiste el dolor, pruebe con esteroides tópicos o antihistamínicos orales
•    Consulte a un médico si se acentúa la inflamación o si la zona parece estar infectada

Evitar los mosquitos
Puede parecer imposible evitar estas plagas, pero existen formas de reducir las posibilidades de que un mosquito lo pique. Haga todo lo posible para no exponerse al aire libre entre el atardecer y el amanecer (horario en el que hay mayor cantidad de mosquitos).

Durante el día, evite estar cerca de aéreas apacibles, con sombra y húmedas, y evite los charcos/piscinas de agua estancada. En esos lugares suele haber mosquitos.

Su ropa puede atraer mosquitos. Evite la ropa de colores brillantes y los perfumes fuertes. Use ropa que cubra su piel todo lo posible para minimizar la probabilidad de que los mosquitos lo piquen.

Utilice repelentes de insectos que contengan DEET. Lea con atención la etiqueta de su repelente. Los DEET a menudo estarán listados en el rubro de ingredientes activos como N, N-dietil-meta-toluamida. Los productos que tienen entre un 6% y un 25% de DEET deberían brindar una protección de dos a seis horas. Los repelentes pueden tener efectos colaterales, por ejemplo, irritación de los ojos, sequedad de la piel, eccema y posibles reacciones alérgicas. Antes de aplicar el repelente sobre todo el cuerpo, pruébelo en una pequeña zona de la piel. Utilice el producto con menor concentración, que sea efectivo para usted, y, en caso de ser necesario, vuelva a aplicar.

AAAAI - American Academy of Allergy Asthma & Immunology