El compostaje y las alergias alimentarias: Cuide el medioambiente y cuídese usted mismo

Este artículo ha sido reseñado por Thanai Pongdee, MD, FAAAAI

A medida que aumenta la conciencia medioambiental, las prácticas ecológicas como el compostaje aumentan su popularidad en hogares y comunidades. Eso nos plantea una pregunta interesante: ¿el compostaje de residuos de alimentos es seguro para quienes padecen de alergias alimentarias?

Para que un alimento produzca una reacción alérgica importante debe entrar al cuerpo. Esto puede ocurrir por ingestión, contacto con una herida abierta (por ejemplo, un rasguño), o mediante la inhalación de minúsculas partículas del aire o del humo de la cocción de alimentos. En la mayoría de los casos, estar cerca o agregar residuos de alimentos en una compostera o una pila de compostaje no debería representar mucho riesgo para quienes padecen de alergia alimentaria, siempre que usted tome estas precauciones:

• Si padece de alergia alimentaria y está haciendo el compostaje, utilice una máscara para polen con el fin de evitar inhalar partículas. El uso de anteojos protectores, guantes, así como las mangas largas y los pantalones largos,  pueden evitar la exposición al contacto si usted tiene rasguños o heridas abiertas.

• Si usted está preparando compostaje o está cerca de alguien que padece de alergias alimentarias, use guantes cuando haga el compostaje o lave sus manos minuciosamente para no correr el riego de trasmitir partículas de alérgenos.

¿El calor generado por el proceso de compostaje es suficiente para evitar una reacción alérgica?
Las investigaciones indican que calentar mucho la leche y los huevos puede reducir el potencial de una reacción alérgica. Dado que en el proceso de compostaje se libera calor, muchos se preguntan si el calor cambia la estructura del alérgeno lo suficiente como para que deje de ser un alérgeno.

Si bien el calor puede afectar las propiedades alérgicas de los alimentos, el efecto difiere según el  alimento en cuestión. También depende del grado y la duración del calor.

Por ejemplo, el proceso de tostar puede realmente aumentar las propiedades alérgicas de los maníes, mientras que el proceso de hervir tiene el potencial de disminuirlas. También debe tener en cuenta la extensión y duración a la que se tuesta o hierve el maní.  

La conclusión es que el compostaje puede tener un efecto menor en cuanto a alterar las propiedades alérgicas de los alimentos tratados, pero no es posible predecir cuánto dado que eso variará según cada alimento. Si usted tiene alergias alimentarias, cuídese. Utilice las estrategias antes mencionadas también cuando maneja los materiales luego del proceso de compostaje.

¿Lo sabía?
Según la Agencia de Protección Medioambiental (EPA), los residuos de alimentos son el principal compuesto de residuo sólido que llega a los vertederos de basura e incineradores.

En resumen
Si se siguen las precauciones básicas, se puede lograr que el compostaje sea seguro para la mayoría de las personas que padecen de alergia.

AAAAI - American Academy of Allergy Asthma & Immunology