Alérgico a la letra pequeña: alergia alimentaria a conservantes, rara, pero real (Allergic to the Fine Print: Food Allergy to Additives, Rare but Real)

dyes, sulfites and other food additives
Los conservantes se usan desde hace miles de años, pero en fecha reciente hay sustancias más naturales y artificiales que antes. En el sitio web de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. (U.S. Food and Drug Administration, FDA) se pueden encontrar casi 4.000 conservantes. Esto plantea una pregunta interesante: ¿Provocan reacciones alérgicas los colorantes, sulfitos y otros conservantes de alimentos?

A pesar del extendido uso de dichos conservantes las reacciones son poco frecuentes. Pocos estudios muestran reacciones adversas a los conservantes. La mayoría de los informes son de pacientes aislados o de pequeños grupos de pacientes. Los sulfitos son uno de los preservantes más comúnmente usados ya que reducen los desechos, actúan como antioxidantes y evitan el oscurecimiento de frutas y verduras. Se ha reportado exacerbación asmática, anafilaxia y urticaria como reacciones a los sulfitos, y la FDA exige la etiqueta en todo alimento o bebida con más de 10 partes por millón de estos conservantes. También se han informado reacciones adversas debidas a colorantes. Hay informes que indican unos pocos casos de anafilaxia debidos al carmín, comúnmente usado para dar coloración roja a los alimentos y al azafrán, que se usa para colorear de amarillo a los alimentos. También se han informado casos de anafilaxia debidos al achiote que se usa para dar color amarillo a los alimentos, así como urticaria y angioedema en unos pocos casos.

¿Cómo sé si he tenido una reacción a un conservante?
Si tiene reacciones alérgicas a muchos alimentos no relacionados, o solamente a alimentos preparados comercialmente, se debe sospechar de los conservantes.

¿Qué debo hacer si sospecho que he tenido una reacción a un conservante?
Es necesaria una lectura cuidadosa de las etiquetas de los alimentos para descubrir conservantes comunes. Se aconseja consultar con un médico para que descarte los principales alérgenos alimenticios. Converse con el médico sobre sus síntomas, con qué frecuencia se presentan y dónde ocurren. Puede ser beneficioso llevar un registro con sus alimentos.

¿Debería hacerme una evaluación cutánea?
Las evaluaciones cutáneas no tienen valor diagnóstico en el caso de las reacciones alérgicas a los conservantes. Las pruebas de provocación oral son más efectivas para determinar estos tipos de alergias. Durante la evaluación de provocación oral usted ingerirá el conservante en cuestión en el entorno seguro del consultorio del alergista y podrán ser observados los signos y síntomas de reacción alérgica. Si se desarrollan los síntomas de una reacción alérgica, el alergista lo tratará de inmediato. Si no hay reacción, se descartará una alergia al conservante en cuestión.

¿Cómo debo manejar una posible reacción adversa a un conservante?
Es necesario evitar el conservante del que se sospecha, así como conservantes posiblemente relacionados. Esté atento a la lectura de las etiquetas de los alimentos y a consultar a los restaurantes sobre los ingredientes y los métodos de cocción. Si hay antecedentes de anafilaxia, siempre debe tener consigo un autoinyector de epinefrina.

Recursos:
Wilson B, Bahna S. “Adverse reactions to food additives”. Annals of Allergy, Asthma and Immunology. Volumen 95, edición 6, Páginas 499-507. Diciembre de 2005.

Bernstein IL, Li JT, Berstein DI y otros autores. “Allergy Diagnostic Testing: An Updated Practice Parameter”. Annals of Allergy, Asthma and Immunology. Volumen 100, edición 3, Suplemento 3 Páginas S1-S148. Marzo de 2008

Este artículo ha sido reseñado por Andrew Moore, MD, FAAAAI

Close-up of pine tree branches in Winter Close-up of pine tree branches in Winter