Cookie Notice

This site uses cookies. By continuing to browse this site, you are agreeing to our use of cookies. Review our cookies information for more details.

OK
skip to main content

El COVID-19 y el asma: qué deben saber los pacientes (COVID-19 and Asthma: What Patients Need to Know)

COVIDLa pandemia de la enfermedad coronavirus 2019 (COVID-19) es aterradora para todas las personas, pero en el caso de quienes padecen de asma hay un gran temor de que las consecuencias sean peores o de que sea mayor la propensión a tener SARS-CoV-2 (el virus que causa el COVID-19). Es importante saber que actualmente no hay pruebas de que aumenten los índices de infección en quienes padecen de asma. Si bien los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades afirman que los pacientes con asma de moderada a severa podrían tener un mayor riesgo de padecer enfermedades más graves, hasta el momento no hay datos publicados que respalden dicha afirmación. Ha habido muchos estudios que examinan la relación entre COVID-19 y el asma. Hasta ahora, la gran mayoría de estos estudios no han encontrado un mayor riesgo de gravedad de la enfermedad COVID-19 en las personas con asma. Además, no parece haber ninguna indicación de que el asma sea un factor de riesgo para desarrollar la enfermedad de COVID-19. Sin embargo, algunos estudios han sugerido que el asma no alérgica puede estar asociada con la enfermedad COVID-19 más grave, aunque en estos estudios no está claro que los sujetos no tuvieran enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), que es un riesgo bien establecido para COVID-19 grave. Por último, los primeros datos del estado de Nueva York habían sugerido una tasa de mortalidad reducida en pacientes con asma hospitalizados con COVID-19, pero esto no se ha reproducido en otros estudios. En conjunto, parece que no hay riesgo o, como máximo, un riesgo muy leve de enfermedad COVID-19 más grave en pacientes con asma no alérgica. Esto contrasta con otros factores de riesgo como la EPOC, la obesidad, etc., que se han relacionado constantemente con la enfermedad COVID-19 más grave.

Los primeros informes sugirieron que los esteroides estaban contraindicados en pacientes con enfermedad de COVID-19, aunque ha habido algunas indicaciones de que los esteroides son útiles en la enfermedad grave de COVID-19. Dadas las diversas opiniones sobre el uso de esteroides y COVID-19, por lo que muchos se preguntan qué deben hacer las personas con asma si su medicamento de control es un esteroide (inhalado u oral).” En pocas palabras: hay que seguir tomando los medicamentos de control y no interrumpirlos. Los datos que sugieren que los esteroides podrían aumentar la eliminación de SARS-CoV-2 surgen del tratamiento de pacientes hospitalizados con esteroides sistémicos solo para la enfermedad viral. No se ha estudiado el uso de esteroides para el tratamiento de otras enfermedades (como el asma). Sin embargo, a quienes padecen de asma se los mantiene con los medicamentos de control para el tratamiento de su asma. En la pandemia actual, lo mejor que una persona con asma puede hacer (con respecto al asma) es tener el asma bajo control y mantenerla así. Suspender un medicamento de control pondrá a la persona en riesgo de desarrollar una exacerbación del asma. En la pandemia actual, el tratamiento de una exacerbación probablemente requerirá ir a la guardia de emergencias o recibir atención de urgencia, lo que genera un riesgo mucho mayor de exponerse a una persona con COVID-19. Por lo tanto, en cierto modo, al seguir manteniendo el asma bajo control, quien padece de asma, en realidad, está reduciendo sus posibilidades de exponerse al COVID-19.

Cabe señalar que hay versiones estacionales de coronavirus que han provocado exacerbaciones del asma. El virus SARS-CoV-2 (al igual que el SARS-CoV y el MERS-CoV, los otros dos coronavirus de la pandemia) no parecen causar exacerbaciones del asma. Sin embargo, siempre es importante que los pacientes con asma mantengan la enfermedad lo más controlada posible. De esa manera sus pulmones estarán mejor preparados en caso de infección o si un alérgeno provocara una exacerbación de su asma.

La conclusión para las personas con asma es que durante esta pandemia deben seguir haciendo lo que siempre hacen: deben continuar tomando su medicamento de control e informar a su médico si se desarrollara algún síntoma. Además, por supuesto, deben practicar el distanciamiento social y lavarse las manos.

1. https://www.nytimes.com/2020/04/16/health/coronavirus-asthma-risk.html

2. Williamson EJ, Walker AJ, Bhaskaran K, et al. Factors associated with COVID-19-related death using OpenSAFELY. Nature. 2020;584(7821):430-436. doi:10.1038/s41586-020-2521-4

3. Yang JM, Koh HY, Moon SY, et al. Allergic disorders and susceptibility to and severity of COVID-19: A nationwide cohort study [published online ahead of print, 2020 Aug 15]. J Allergy Clin Immunol. 2020;S0091-6749(20)31136-2. doi:10.1016/j.jaci.2020.08.008

4. Gupta S, Hayek SS, Wang W, et al. Factors Associated With Death in Critically Ill Patients With Coronavirus Disease 2019 in the US [published online ahead of print, 2020 Jul 15]. JAMA Intern Med. 2020;e203596. doi:10.1001/jamainternmed.2020.3596

Este artículo ha sido reseñado por Andrew Moore, MD, FAAAAI

Revisado: 6/23/21