Cookie Notice

This site uses cookies. By continuing to browse this site, you are agreeing to our use of cookies. Review our cookies information for more details.

OK
skip to main content

Alergias Alimentarias (Food Allergy)

Si padece de alergia alimentaria, su sistema inmunológico sobrerreacciona a una proteína en especial que se encuentra en ese alimento. Los síntomas pueden producirse cuando se entra en contacto incluso con una cantidad pequeña de alimento.

Muchas alergias alimentarias se diagnostican principalmente en niños pequeños, si bien también pueden aparecer en niños mayores y en adultos.

Son ocho los alimentos que son responsables de la mayoría de las reacciones alérgicas:
•  Leche de vaca
•  Huevos
•  Pescado
•  Maníes
•  Mariscos
•  Soja
•  Nueces
•  Trigo

Muchas personas que creen ser alérgicas a un alimento puede que en realidad sean intolerantes a él. Algunos de los síntomas de la intolerancia alimentaria y la alergia alimentaria son similares, pero las diferencias entre ambas son muy importantes. Si usted es alérgico a un alimento, este alérgeno desencadena una respuesta en el sistema inmunológico. Las reacciones de alergias alimentarias pueden poner en peligro la vida, por lo que las personas con este tipo de alergia deben ser muy cuidadosas para evitar las comidas desencadenantes.

Ser alérgico a un alimento puede también provocar una alergia a una proteína similar que se encuentra en otra parte. Por ejemplo, si usted es alérgico a la ambrosía, puede ocurrir que desarrolle reacciones a las bananas o a los melones. Eso se conoce como reactividad cruzada. La reactividad cruzada se produce cuando el sistema inmunológico cree que una proteína está muy relacionada con otra. Cuando se trata de alimentos, se llama síndrome de alergia oral (SAO).

No hay cura para las alergias alimentarias, pero muchos niños las superan.

El Síndrome de Enterocolitis Inducida por Proteínas Alimentarias (Food Protein-Induced Enterocolitis Syndrome, FPIES), al que a menudo se llama alergia alimentaria retardada, es una grave afección que causa vómitos y diarrea. En algunos casos, los síntomas pueden llegar a deshidratación y choque (shock) debido a la presión arterial baja y a la circulación sanguínea deficiente.

Como muchas otras alergias alimentarias, las reacciones alérgicas del FPIES se desencadenan con la ingestión de alimentos alérgenos. Si bien cualquier alimento puede ser un desencadenante, los culpables suelen ser la leche, la soja y los granos. El FPIES a menudo se desarrolla en la lactancia, normalmente, cuando al bebé se le agregan alimentos sólidos o leche artificial.

La esofagitis eosinofílica (EE) es una afección alérgica que causa inflamación del esófago. El esófago es un tubo que lleva la comida desde la garganta hasta el estómago. Las investigaciones más recientes indican que la principal causa de EE es una alergia o sensibilidad a determinadas proteínas que se encuentran en los alimentos. Muchas personas que padecen de EE tienen antecedentes familiares de trastornos alérgicos como asma, rinitis, dermatitis o alergia alimentaria.

El alergista/inmunólogo tiene capacitación especializada y habilidades para diagnosticar si sus síntomas se deben a una intolerancia alimentaria o alergia alimentaria.

Cuestionario sobre las alergias alimentarias - Food Allergy Quiz

Biblioteca de condiciones (Conditions Library)