Alergia a las Mascotas - Pet Allergy

Alergia a las Mascotas - Resumen

Casi el 62% de los hogares estadounidenses tienen mascotas, y más de 161 millones de dichas mascotas son gatos y perros*. Lamentablemente, millones de dueños de mascotas tienen alergia (rinitis alérgica) a sus animales.

Las proteínas que se encuentran en la caspa de una mascota, escamas de la piel, saliva y orina pueden causar una reacción alérgica o agravar  los síntomas de asma en algunas personas. Además, el pelo o la piel de los animales pueden acumular polen, esporas de moho y otros alérgenos de exteriores.

El alérgeno es una sustancia normalmente inofensiva que provoca una sobrerreacción del sistema inmunológico en las personas con alergia. Esta respuesta puede causar síntomas de alergia, como congestión, estornudos, y picazón y ojos llorosos.

Contrariamente a lo que se cree popularmente, no hay razas de perros o gatos realmente “hipoalergénicas”. La caspa alérgica en perros y gatos no tiene relación con el largo del pelo o la piel, ni con la frecuencia de muda de pelo.

Para evitar los síntomas de alergia no siempre es necesario regalar nuestra mascota. Un alergista/inmunólogo tiene capacitación especializada y experiencia para diagnosticar con precisión sus síntomas y desarrollar un plan de tratamiento para ayudar a usted o a su hijo a tratar los síntomas de alergia y a no tener que separarse de sus mascotas. El servicio “Encuentre un Alergista/Inmunólogo” de la AAAAI es un recurso de confianza para ayudarlo a encontrar un especialista cerca de su hogar.

*Fuente: American Pet Products Manufacturers Association, Encuesta Nacional sobre Dueños de Mascotas 2009-2010


Evalúe su conocimiento con nuestra encuesta sobre alergia a las mascotas. (Test your knowledge with our pet allergy quiz.) »

Alergia a las Mascotas – Síntomas y diagnóstico

Síntomas
Los síntomas de alergia a las mascotas aparecen durante la exposición a un animal o apenas producida esta. Estos síntomas pueden persistir mucho tiempo luego de que el animal se haya ido. Ello se debe a que la caspa permanece en el aire, sobre los muebles o sobre su ropa.

Si experimenta los siguientes síntomas luego de estar cerca de un perro o gato, es posible que tenga una alergia:

  • Estornudos
  • Picazón en los ojos, ojos llorosos
  • Secreción nasal
  • Congestión

Además, el contacto con una mascota puede desencadenar síntomas de alergia cutánea incluso picazón en la piel o inflamación, ronchas rojas. Las mascotas también pueden desencadenar síntomas de asma, causando sibilancia, disnea y opresión en el pecho.

Diagnóstico
Puede que usted o su médico sospechen que tiene alergia a las mascotas, pero las pruebas de alergia hechas por un alergista/inmunólogo son el mejor método para diagnosticar exactamente a qué es alérgico y desarrollar un plan personalizado para tratar sus síntomas.

Alergia a las Mascotas – Tratamiento y administración

El modo más efectivo para tratar los síntomas de alergia a las mascotas y otras rinitis alérgicas es evitar el/los alérgeno(s) que causa(n) los síntomas.

Los antihistamínicos y otros medicamentos de venta libre contra la alergia pueden ayudar a aliviar sus síntomas, pero no son ideales como tratamiento prolongado.

Si tiene alergia a las mascotas, hable con su alergista/inmunólogo sobre la posibilidad de la aplicación de vacunas contra la alergia (inmunoterapia). Las vacunas contra la alergia han demostrado ser efectivas como tratamiento prolongado.

Otras formas de minimizar los síntomas de alergia a las mascotas:

  • Trate de no abrazar y besar a las mascotas si es alérgico a ellas.
  • Mantener las mascotas fuera de la habitación puede reducir los síntomas de alergia dado que se pasa aproximadamente ocho horas cada día en la habitación. También mantener a su mascota lejos de los muebles tapizados.
  • Bañe a su mascota una vez por semana. Algunos estudios han indicado que el lavado semanal de perros y gatos reduce significativamente la cantidad de alérgenos de las mascotas.
  • Pida a alguien que no tenga alergias que cepille a la mascota con regularidad, fuera, y no dentro de la vivienda.
  • Utilice una bolsa doble o de micro filtro en la aspiradora, para reducir la cantidad de alérgeno de mascota presente en las alfombras que se filtran en el aire de la habitación.
  • Utilice limpiadores de aire HEPA, que pueden ser una gran ayuda para retirar partículas alérgenas no deseadas.
  • Retire las alfombras y carpetas, que pueden atrapar la caspa animal y otros alérgenos.

Mantener los animales fuera es solo una solución temporaria, dado que la caspa animal eventualmente ingresará a la vivienda en la ropa.

Si todo esto fracasa, será necesario buscar una nueva vivienda para la mascota. Una vez que se ha ido la mascota, tomará 6 meses o más liberarse totalmente de la caspa.

AAAAI - American Academy of Allergy Asthma & Immunology