Asma ocupacional Consejos para tener en cuenta - Occupational Asthma: Tips to Remember

El asma ocupacional es causada por la inhalación de humos, gases, polvo u otras sustancias potencialmente dañinas, en el lugar de trabajo. A menudo, sus síntomas son peores durante los días o noches de trabajo, mejoran cuando no trabaja y comienzan nuevamente al regresar al trabajo.

Es posible que usted siempre haya gozado de buena salud y esta sea la primera vez que tiene síntomas de asma, o puede haber tenido asma de niño y el asma ha regresado. Si ya tiene asma, esta puede haber empeorado por la exposición a ciertas sustancias en el trabajo.

Las personas con antecedentes familiares de alergias son más propensas a desarrollar asma ocupacional, en particular a algunas sustancias como la harina, los animales y el látex.

Incluso si no tiene antecedentes médicos,  puede ser que desarrolle esta enfermedad si se expone a las condiciones que la inducen. Además, si fuma, tiente mayor riesgo de desarrollar asma.

Prevalencia
El asma ocupacional se ha convertido en la enfermedad pulmonar ocupacional más común en los países desarrollados. Sin embargo, se desconoce la cantidad exacta de casos nuevos diagnosticados de asma en adultos debido a la exposición ocupacional. Hasta el 15% de los casos de asma en Estados Unidos pueden relacionarse con el trabajo.

La tasa de asma ocupacional varía dentro de cada  sector. Por ejemplo, en la industria de los detergentes, la inhalación de una enzima en particular utilizada para fabricar polvos detergentes ha provocado el desarrollo de síntomas en algunos empleados expuestos. Aproximadamente el 5% de las personas que trabajan con animales de laboratorio o con guantes de látex natural enpolvados han desarrollado asma ocupacional.

Los isocianatos son sustancias químicas que son ampliamente utilizadas en muchas industrias, incluso en la pintura en aerosol, la instalación de aislamientos y en la fabricación de plásticos, goma y espuma. Estos productos químicos pueden causar asma en hasta un 10% de los trabajadores expuestos.

Causas
Los irritantes en altas dosis que inducen el asma ocupacional incluyen el ácido hidroclórico, dióxido de azufre o amoniaco, que se encuentra en las industrias de petróleo o productos químicos. Si usted está expuesto a alguna de estas sustancias en concentraciones altas, puede comenzar a experimentar sibilancias y otros síntomas de asma inmediatamente después de la exposición. Los trabajadores que ya tienen asma u otros trastornos respiratorios también pueden experimentar un aumento en sus síntomas durante la exposición a estos agentes irritantes.

Las alergias desempeñan un papel importante en muchos casos de asma ocupacional. Este tipo de asma generalmente se desarrolla solo luego de una exposición de meses o años a una sustancia relacionada con el trabajo. El sistema inmunológico de su cuerpo necesita tiempo para desarrollar anticuerpos alérgicos u otras respuestas inmunológicas a una sustancia en particular.

Por ejemplo, los trabajadores de la industria de detergentes pueden desarrollar una alergia a las enzimas de la bacteria Bacillus subtilis, mientras que los panaderos pueden desarrollar alergia y síntomas de asma ocupacional debido a la exposición a varias harinas o enzimas de la cocina.

Los veterinarios, pescadores y quienes trabajan con animales en los laboratorios pueden desarrollar reacciones alérgicas a las proteínas animales. Los trabajadores de la salud pueden desarrollar asma por la inhalación de las proteínas en el polvo de los guantes de látex o de la mezcla de medicamentos en polvo.

El asma ocupacional también puede producirse en los trabajadores después de la exposición repetida a pequeñas moléculas químicas en el aire, y a los endurecedores de pintura o en las industrias del plástico y la resina.

El tiempo de exposición a una sustancia antes de que esta desencadene su asma es variable. Pueden transcurrir meses o años antes de que se presenten los síntomas. Por otro lado, la exposición a una alta concentración de sustancias irritantes puede causar asma en 24 horas.

Por último, la inhalación de algunas sustancias en forma de aerosol puede llevar, directamente, a la acumulación de químicos que naturalmente se producen en el cuerpo, como histamina o acetilcolina dentro de los pulmones, lo que produce asma. Por ejemplo, los insecticidas, utilizados en el trabajo agrícola, pueden causar una acumulación de acetilcolina, que provoca la contracción y tensión de los músculos de sus vías respiratorias.

Diagnóstico y tratamiento
Muchas personas con síntomas persistentes de asma causados por sustancias en el lugar de trabajo reciben un diagnóstico incorrecto de bronquitis. Si el asma ocupacional no es diagnosticada a tiempo de la manera adecuada, y no lo protegen o se retira de la exposición, puede producir cambios permanentes en los pulmones.

El alergista/inmunólogo, a menudo llamado alergista, es el médico más calificado para tratar las enfermedades alérgicas. Su alergista puede diagnosticar correctamente el problema y desarrollar un plan de tratamiento para ayudarlo a sentirse mejor y vivir mejor.

Una vez que la causa de sus síntomas se identifica, usted y su empleador pueden trabajar juntos para asegurar que se evite la exposición a la sustancia que desencadena los síntomas del asma y las altas concentraciones de irritantes. Es posible que también tenga que reducir la exposición a irritantes que pueden desencadenar los síntomas en la mayoría de los asmáticos, como el humo o el aire frío. En algunos casos, el tratamiento previo con medicamentos específicos para proteger contra el asma empeorada por temas laborales puede ser útil. En otras situaciones, sobre todo si usted es muy alérgico a una sustancia en su lugar de trabajo, podrá ser necesario evitar la sustancia por completo.

Consejos para la salud
El asma ocupacional es causada por la inhalación de humos, gases, polvo u otras sustancias potencialmente dañinas, mientras se está en el lugar de trabajo.

  • A menudo, sus síntomas son peores durante los días o noches de trabajo, mejoran cuando no trabaja y comienzan nuevamente cuando regresa al trabajo.
  • Si el asma ocupacional no es diagnosticada a tiempo de manera adecuada, y no lo protegen o evitan la exposición, ésta puede producir cambios permanentes en los pulmones.
  • Una vez que se identifica la causa de sus síntomas, hable con su empleador y evite la exposición a esa sustancia.

Sentirse mejor. Vivir mejor.
El alergista/inmunólogo, a menudo llamado alergista, es un pediatra o internista que tiene, como mínimo, dos años adicionales de capacitación especializada en el diagnóstico y tratamiento de problemas como alergias, asma, enfermedades del sistema inmunológico, y la evaluación y tratamiento de pacientes con infecciones recurrentes, como las enfermedades del sistema inmunológico.

Una atención adecuada puede marcar la diferencia entre sufrir con una enfermedad alérgica y sentirse mejor. Consultando a un alergista, se puede tener un diagnóstico exacto, un plan de tratamiento apropiado e información que lo ayudará a controlar su enfermedad.

El servicio “Encuentre un Alergista/Inmunólogo” de la AAAAI es un recurso de confianza para ayudarlo a encontrar un especialista cerca de su hogar.

AAAAI - American Academy of Allergy Asthma & Immunology