Desencadenantes de Asma y Administración Consejos para tener en Cuenta - Asthma Triggers and Management: Tips to Remember

Si usted padece de asma, las vías respiratorias de sus pulmones por lo general están inflamadas. Mientras dura un ataque de asma, dichas vías respiratorias se inflaman todavía más, y los músculos que están alrededor de las vías respiratorias pueden apretarse. Esto puede desencadenar sibilancias, tos, opresión del pecho y disnea.

El alergista/inmunólogo, usualmente llamado alergista, tiene la especialización para identificar con claridad los desencadenantes de su asma y para desarrollar un plan de tratamiento que pueda minimizar los ataques y mejorar su calidad de vida.

Disparadores de asma comunes
• Muchas personas que padecen de asma tienen alergias, que pueden desencadenar síntomas de asma. Los alérgenos comunes incluyen ácaros del polvo del hogar, caspa animal, humedad, polen y los desechos de las cucarachas. Su alergista puede identificar a qué es alérgico usted y recomendar maneras de evitar la exposición a los desencadenantes.
• El humo del tabaco es un irritante que a menudo agrava el asma.  Su asma también puede verse irritada por polución del aire, olores fuertes o humos.
• Muchos pacientes con asma desarrollan síntomas de asma cuando hacen ejercicio físico. Se llama broncoconstricción inducida por el ejercicio (BIE).
• Algunos medicamentos pueden causar los síntomas del asma o empeorarlos.  Es el caso de la aspirina u otros medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINES) como el ibuprofeno, y los betabloqueantes (utilizados para tratar enfermedades del corazón, presión arterial alta, migrañas o glaucoma).
La ansiedad emocional y el estrés también pueden aumentar los síntomas del asma y desencadenar un ataque. El descanso, la dieta y el ejercicio apropiados son importantes para su salud general y pueden ayudar en el control del asma.
Las infecciones virales y bacterianas como el resfrío común y la sinusitis.
La exposición al frío, al aire seco o a los cambios climáticos.
Reflujo de ácido, con o sin ardor.

Medicamentos para el asma
Dado que el asma es una enfermedad crónica, requiere un tratamiento continuo. Esto incluye el uso de medicamentos apropiados para prevenir y controlar los síntomas y para reducir la inflamación de las vías respiratorias.

Hay dos clases generales de medicamentos contra el asma: medicamentos para el alivio rápido y medicamentos de control prolongado. Su alergista podrá recomendar uno de ellos o una combinación de dos o más de estos medicamentos.

Los medicamentos de rápido alivio se usan para brindar alivio provisorio a los síntomas y, a veces, se usan antes del ejercicio físico. Estos medicamentos de rescate son broncodilatadores, que ayudan a abrir las vías respiratorias para que pueda fluir más aire. Los broncodilatadores son principalmente los beta-agonistas de corta acción administrados por un inhalador o nebulizador. En algunos casos, se puede usar otro tipo de medicamentos llamados anticolinérgicos.

Los medicamentos de control prolongado son importantes para muchas personas que padecen de asma, y se toman diariamente para controlar la inflamación de las vías respiratorias y tratar los síntomas en personas que tienen síntomas frecuentes de asma.

Los corticoesteroides inhalados y los modificadores de leucotrienos pueden ayudar a controlar la inflamación que se produce en las vías respiratorias de la mayoría de las personas que padecen de asma. Es posible que a usted le resulte mejor un medicamento que otro. Su alergista podrá guiarlo al respecto.  

Los beta-agonistas inhalados de larga acción son controladores de síntomas que abren sus vías respiratorias. Las recomendaciones actuales indican que se deben utilizar solamente junto con corticoesteroides inhalados.

Los modificadores de leucotrienos generalmente se usan para abrir las vías respiratorias.

Las metilxantinas pueden ayudar a abrir las vías respiratorias y pueden tener un efecto antiinflamatorio moderado. La teofilina es la metilxantina que más se utiliza. Los niveles de teofilina en sangre deben ser monitorizados.

El omalizumab es un anticuerpo inyectable que ayuda a bloquear la inflamación alérgica. Se utiliza en determinados pacientes con asma alérgica persistente grave.

Plan de tratamiento del asma                                                                                           
Cuanto mejor informado esté usted sobre su afección, mejor control tendrá sobre los síntomas del  asma. Para lograr mejores resultados, usted y su alergista desarrollarán un plan de tratamiento personalizado. Este plan incluye:
• Modos de evitar sus desencadenantes de asma.
• Medicamentos para prevenir síntomas y medicamentos para un rápido alivio de los ataques.
• Un plan de acción para el asma para identificar cuándo usted está bien y cuándo necesita  ayuda.
• Un trabajo en equipo entre usted, su familia, su alergista y otros proveedores de servicios médicos.  

Juntos, usted y su alergista pueden trabajar para que el asma interfiera lo menos posible en su vida diaria.

Consejos para la salud
• Los desencadenantes de asma varían de persona en persona, así como también las estrategias para reducir los ataques de asma.
• Muchas personas que padecen de asma también tienen alergias, que pueden desencadenar síntomas de asma. Su alergista podrá identificar qué alérgenos, de ser el caso, deberían ser evitados.
• Los medicamentos de alivio rápido brindan alivio temporario a los síntomas de asma, mientras que los medicamentos de control prolongado se toman de forma regular para controlar la inflamación de las vías respiratorias o prevenir los síntomas frecuentes de asma.
• Sus medicamentos contra el asma pueden requerir ajustes a medida que usted o el asma cambian. Debe estar en constante contacto con su alergista.

Sentirse mejor. Vivir mejor.
El alergista/inmunólogo, usualmente llamado alergista, es un pediatra o internista con al menos dos años adicionales de especialización en el diagnóstico y tratamiento de alergias, asma, deficiencias del sistema inmunológico y otras afecciones del sistema inmunológico.

La visita al consultorio de un alergista puede darnos un diagnóstico exacto, un plan de tratamiento adecuado e información que nos ayudará a controlar la enfermedad y a sentirnos mejor.

El servicio “Encuentre un Alergista/Inmunólogo” de la AAAAI es un recurso de confianza para ayudarlo a encontrar un especialista cerca de su hogar.

AAAAI - American Academy of Allergy Asthma & Immunology