Enfermedad Respiratoria Exacerbada por la Aspirina (EREA)

Enfermedad Respiratoria Exacerbada por la Aspirina (EREA)Este artículo ha sido reseñado por Thanai Pongdee, MD, FAAAAI

Información general
La enfermedad respiratoria exacerbada por la aspirina (EREA), también conocida como la Tríada de Samter, es una afección médica crónica con tres características clínicas: asma, sinusitis con pólipos nasales recurrentes y sensibilidad a la aspirina y a otros antinflamatorios no esteroides (AINE) que inhiben una enzima llamada ciclooxigenasa-1. Esta sensibilidad generalmente se manifiesta como reacciones respiratorias que se producen al ingerir o inhalar un AINE, si bien se desconoce la verdadera causa de las reacciones. Aproximadamente un 9% de los adultos con asma y un 30% de los pacientes con asma y pólipos nasales padecen de EREA. En general, la EREA se desarrolla de manera bastante repentina en la edad adulta, generalmente entre los 20 y los 50 años, y no se conoce claramente cuál es el desencadenante de la enfermedad.

Síntomas
Las personas que padecen de EREA generalmente tienen asma, congestión nasal y pólipos nasales recurrentes, y sus síntomas a menudo no responden a los tratamientos convencionales. Muchos han experimentado sinusitis crónica y es común que se pierda el sentido del olfato.

La característica típica de la EREA es que los pacientes desarrollan reacciones a la aspirina y a otros AINE. Estas reacciones generalmente implican síntomas de las vías respiratorias altas (aumento de la congestión nasal, cefalea frontal o dolor de cabeza sinusal y estornudos), así como también síntomas en las vías respiratorias bajas (tos, sibilancia, opresión en el pecho), pero también pueden provocar enrojecimiento de la piel, sarpullido, dolor abdominal y ocasionalmente vómitos.

Se ha observado que aproximadamente un 75% de todos los pacientes con EREA desarrollan reacciones respiratorias de leves a moderadas cuando beben alcohol. Estas reacciones no son siempre específicas a un solo tipo de alcohol, y a menudo se producen luego de consumir menos de un vaso de alcohol.

Diagnóstico
El diagnóstico de EREA es clínico, es decir que no hay un examen específico ni resultado de análisis de sangre que de por sí solo se utilice para diagnosticar la enfermedad. La tríada de síntomas de asma más pólipos nasales más reacciones respiratorias a los AINE es todo lo que se necesita para el diagnóstico. Sin embargo, en el caso de pacientes en los que no está clara en su historia clínica una posible reacción a un AINE, a menudo es útil hacer una provocación formal con aspirina para confirmar el diagnóstico. Esto puede hacerse como una provocación oral, o como una combinación de provocación intranasal y oral, y la práctica se realiza en el hospital o clínica con un médico experimentado y un equipo médico.

Además, quienes padecen de EREA tienen grandes cantidades de eosinófilos en sus pólipos nasales y a menudo tienen elevados niveles de eosinófilos en la sangre. Los eosinófilos son un tipo de célula inmunitaria que está involucrada en la inflamación. Si bien la presencia de un nivel elevado de eosinófilos no se requiere como parte del diagnóstico, puede ser información adicional útil para estos pacientes.

Tratamiento y abordaje
Las personas que padecen de EREA que no han sido desensibilizadas a la aspirina deben evitar todos los AINE con el fin de prevenir las reacciones. Sin embargo, incluso si se evitan totalmente los AINE, los pacientes continuarán teniendo síntomas de asma, congestión nasal y pólipos recurrentes. Generalmente se tolera el paracetamol a dosis bajas (hasta 500mg por vez).

La mayoría de los pacientes con EREA necesitarán medicamentos diarios para controlar sus síntomas y a menudo deben utilizar corticoesteroides inhalados diarios para el asma. Los aerosoles intranasales con corticoesteroides o lavados de corticoesteroides para los senos pueden ayudar a controlar los síntomas nasales, y los pólipos nasales también pueden tratarse con inyecciones de corticoesteroides directamente en los pólipos. También existen varios medicamentos, en especial, medicamentos que inhiben la producción de leucotrienos (zileutón) o que bloquean la función de los leucotrienos (montelukast y zafirlukast), y pueden ayudar a tratar algunos de los síntomas. A pesar de la intensiva terapia médica, es muy común la necesidad de extirpación quirúrgica de los pólipos nasales en la EREA, si bien desafortunadamente el índice de recurrencia de pólipos nasales luego de la cirugía es alto.

También se puede usar la desensibilización de aspirina con el fin de iniciar una terapia diaria de alta dosis de aspirina como tratamiento con ahorradores de corticoesteroides en algunos pacientes. En pacientes con EREA, el tratamiento de desensibilización de aspirina puede realizarse administrando dosis gradualmente mayores de aspirina en un hospital o clínica que se especialice en dicho tratamiento. El objetivo de la desensibilización de aspirina es hacer que el paciente comience una terapia diaria de aspirina a largo plazo, que en algunos pacientes puede disminuir el resurgimiento de pólipos nasales y reducir la necesidad de medicamentos corticoesteroides.

Evalúe su conocimiento con nuestra encuesta sobre asma. (Test your knowledge with our asthma quiz.)

Asma
 

Close-up of pine tree branches in Winter Close-up of pine tree branches in Winter