Medicamentos contra la fiebre de heno

Este artículo ha sido reseñado por Thanai Pongdee, MD, FAAAAI

Los síntomas de la rinitis alérgica estacional, conocida como fiebre de heno, van desde leves molestias hasta aquellos que tienen un grave impacto sobre la vida diaria.  Estos síntomas pueden incluir estornudos, congestión, secreciones nasales y picazón en la nariz, paladar, garganta, ojos u oídos.

Con mayor frecuencia, los síntomas de fiebre de heno son disparados por el polen de árboles a comienzos de la primavera. Los pastos suelen ser los culpables a fines de primavera y comienzos del verano. Con mayor frecuencia, las hierbas son la causa de síntomas de fiebre de heno a fines del verano y otoño

Si bien el evitar los alérgenos que desencadenan los síntomas es la mejor manera de controlar la fiebre de heno, su alergista/inmunólogo podrá recetar medicamentos contra la alergia para tratar sus síntomas de fiebre de heno. Estos medicamentos incluyen atomizadores nasales corticoesteroides, pastillas antihistamínicas, atomizadores nasales antihistamínicos o píldoras descongestivas.

Los antihistamínicos son los medicamentos más utilizados para aliviar o prevenir síntomas de fiebre de heno. Estos medicamentos previenen los efectos de la  histamina durante las reacciones alérgicas. Los antihistamínicos se presentan en líquido, comprimidos o atomizador nasal. Algunos antihistamínicos se venden con receta, mientras que otros son de venta libre.

Los antihistamínicos más antiguos, los de "primera generación", como la difenhidramina y la  clorfeniramina pueden causar sequedad en la boca, constipación o mareos. Estos medicamentos de primera generación pueden agravar más la fatiga que de por sí sienten quienes padecen de alergia.
Los nuevos antihistamínicos recetados por su alergista/inmunólogo tienen menos probabilidad de tener efectos colaterales, y usted no desarrollará un nivel de resistencia con ellos.  Sin embargo, si no están funcionando bien como solían hacerlo, es probable que necesite un tipo diferente de tratamiento.

Los descongestivos orales, como la pseudoefedrina, reducen la congestión nasal, pero a menudo producen insomnio. Para reducir la congestión, también se suele recetar antagonistas de los leucotrienos. Muchas veces, los esteroides nasales son mejores alternativas. Los atomizadores nasales recetados pueden ser esteroides tópicos o antihistamínicos. Ninguno es adictivo. De hecho, los atomizadores nasales esteroideos deben usarse con regularidad para ser efectivos.

La mayoría de los medicamentos contra la alergia para la fiebre de heno trabajan mejor si comienzan a usarse antes de que el polen de los árboles esté en el aire y se desencadenen los síntomas de alergia. Si comienza a tomar medicamentos para combatir la alergia antes de entrar  en contacto con alérgenos de la primavera, el medicamento podrá prevenir la secreción de histamina y otros químicos. Como resultado de ello, los síntomas de alergia pueden ser mucho menos severos.

Otros Recursos
En la  Guía de Fármacos de la AAAAI se puede encontrar una lista completa de medicamentos utilizados para tratar alergias.

La monitorización de niveles de polen puede ayudarlo a evitar exponerse al aire libre cuando hay picos de polen. El Departamento Nacional de la Alergia (National Allergy BureauTM, (NAB) brinda la información más exacta y confiable sobre niveles de polen y moho. La AAAAI también ofrece una aplicación móvil sobre el polen. Visite pollen.aaaai.org desde su iPhone, iPad, BlackBerry o Android y agregue esta aplicación a la pantalla de su hogar.

Para lograr un alivio a largo plazo de sus síntomas de alergia, hable con su alergista / inmunólogo sobre la Inmunoterapia (vacunas contra la alergia). Es un abordaje de tratamiento comprobado que brinda beneficios duraderos para muchas personas que padecen de rinitis alérgica.

Otra forma de terapia de inmunoterapia contra la alergia fue recientemente aprobada en Estados Unidos. Se trata de las pastillas de la inmunoterapia sublingual (SLIT). Más que vacunas, la SLIT implica la administración de alérgenos en forma de líquido  o pastillas bajo la lengua, por lo general, en una administración diaria.
 

AAAAI - American Academy of Allergy Asthma & Immunology