Alergia a la penicilina – Preguntas frecuentes (Penicillin Allergy FAQ)

Alergia a la penicilina – Preguntas frecuentes
Este artículo ha sido reseñado por Thanai Pongdee, MD, FAAAAI

1. ¿Qué es la penicilina?
La penicilina fue descubierta por Alexander Fleming en 1928 y continúa siendo hoy uno de los antibióticos más importantes. Entre los antibióticos, la familia de las penicilinas incluye más de 15 fármacos químicamente relacionados (por ejemplo, la penicilina, la ampicilina, la amoxicilina, la amoxicilina-clavulanato y la meticilina) que se administran por vía oral o por inyección para el tratamiento de muchas infecciones bacterianas. Es uno de los tipos de antibióticos más usados en el mundo.

2. ¿Cuán frecuente es la alergia a la penicilina?
Aproximadamente un 10% de los pacientes informan una alergia a la penicilina. Sin embargo, puede ocurrir que la mayoría de los pacientes (más del 90%) no sea realmente alérgica. La mayoría de las personas dejan de padecer alergia a la penicilina con el correr del tiempo, incluso pacientes con antecedente de reacciones graves como la anafilaxia.

3. ¿Cómo puedo saber si continúo siendo alérgico a la penicilina?
Existe una prueba cutánea altamente sensible para diagnosticar la alergia a la penicilina que puede usarse para determinar si usted tiene alergia a la penicilina. Un alergista/inmunólogo puede realizar dicha prueba. En caso de ser negativa, hay muchas probabilidades de que la alergia ya no esté presente. También se puede dar una dosis oral de penicilina o amoxicilina para confirmar que es seguro el uso de este antibiótico.

4. ¿La alergia a la penicilina es genética?
No hay un patrón predecible con respecto a la herencia de la alergia a la penicilina. No es necesario que usted evite la penicilina porque un miembro de su familia sea alérgico a la penicilina o a fármacos de la familia de las penicilinas.

5. ¿Debo consultar a un alergista/inmunólogo si ya sé que soy alérgico a la penicilina?
Incluso si usted piensa que es alérgico a la penicilina, las alergias cambian con el correr del tiempo y vale la pena conversar sobre su historia clínica con su alergista/alergólogo quien podrá sugerir la evaluación para ayudar a aclarar sus antecedentes en materia de alergia. Aún si se confirma su alergia a la penicilina, tiene la posibilidad de discutir opciones alternativas en caso de necesitar antibióticos.

6. Me dijeron que soy alérgico a la amoxicilina, ¿de todos modos debe consultar con un alergista/inmunólogo?
La amoxicilina pertenece a la misma familia de antibióticos que la penicilina. Su alergista/inmunólogo puede revisar sus antecedentes médicos y realizar pruebas cutáneas para ayudarlo a saber si continúa siendo alérgico a la amoxicilina. Esta prueba cutánea es similar a la prueba cutánea para la penicilina.

7. ¿Qué ocurrirá durante mi visita al alergista/inmunólogo?
Durante su visita, probablemente conversarán sobre sus antecedentes médicos y reacciones previas a la penicilina. El alergista/inmunólogo luego considerará la realización de pruebas cutáneas usando varias diluciones de penicilina. Si la prueba cutánea se mantiene negativa, entonces posiblemente le administrarán una dosis oral de penicilina o amoxicilina. Sin embargo, el alergista/inmunólogo discutirá con usted en el consultorio el protocolo específico que piensa usar para la prueba cutánea. La prueba cutánea se realiza más comúnmente en el antebrazo o en la espalda. Las pruebas se realizan mediante punciones e inyecciones en la piel.

8. ¿Son dolorosas las pruebas cutáneas? ¿Cuáles son los riesgos?
La prueba cutánea mediante punción verifica la inmediata alergia y es el primer paso en la evaluación cutánea. Por lo general, la prueba cutánea con punción no es dolorosa. Para la evaluación cutánea por punción se utilizan agujas (lancetas) que apenas penetran la superficie de la piel. No va a sangrar ni sentirá más que una molestia leve y momentánea. La prueba cutánea intradérmica es la segunda parte de la evaluación e implica inyectar la piel.

En caso de que la prueba dé positivo, habrá picazón y enrojecimiento en el lugar, además de inflación en el sitio en que se realizó la prueba. Por lo general, estas reacciones desaparecen aproximadamente en una hora. Pueden producirse reacciones sistémicas como ronchas, pero son muy raras, y el alergista/inmunólogo está preparado para tratar dichas reacciones.

9. Si soy alérgico a la penicilina, pero tengo una infección en la que solamente funcionará la penicilina, ¿qué hago?
La respuesta depende del tipo de reacción que usted experimentó. Sin embargo, si pruebas especiales previas ya hubieran indicado que usted tiene alergia a la penicilina (por ejemplo, una prueba cutánea o una prueba de provocación oral) y usted tuviera una infección que requiriera tratamiento inmediato, el abordaje más seguro es realizar un procedimiento llamado insensibilización. La mayoría de los hospitales o clínicas tienen acceso a un alergista/inmunólogo que puede realizarlo.

El proceso típico de insensibilización tiene excelentes resultados en pacientes que han experimentado reacciones inmediatas a la penicilina e implica la colocación de muy pequeñas dosis de penicilina, por vía oral o intravenosa, cada 15-20 minutos en un período de aproximadamente 4 horas. Al final de este proceso, la mayoría de los pacientes pueden ser tratados de manera segura con penicilina y recibir las dosis con normalidad. No obstante, el procedimiento es solo temporario y una vez que haya finalizado el tratamiento, se podría requerir una repetición de la insensibilización si en el futuro se vuelve a requerir el antibiótico. A menos que haya tenido una prueba cutánea positiva antes de la insensibilización, también se recomienda que haga un seguimiento con pruebas especializadas con un alergista/inmunólogo luego de la insensibilización ya que hay muchas posibilidades de que usted no sea realmente alérgico y de que podría tolerar penicilinas sin necesidad de insensibilización en el futuro.

10. ¿Debo evitar otros fármacos si soy alérgico a la penicilina?
Esto en gran medida depende de su historia clínica, y un alergista/inmunólogo lo ayudará a aclarar este punto. Por lo general, se le recomienda que evite todos los fármacos en la inmediata familia de las penicilinas (amoxicilina, ampicilina, amoxicilina-clavulanato, dicloxacilina, nafcilina,  piperacilina-tazobactam, así como determinados fármacos del tipo de la cefalosporina (un tipo que es muy cercano a las penicilinas).  Si bien las cefalosporinas son parientes cercanos de las penicilinas y comparten una estructura llamada anillo betalactámico, el riesgo de una reacción cruzada entre las penicilinas y las cefalosporinas se mantiene en <5%. Por lo tanto, incluso con una verdadera alergia a la penicilina, hay muchísima probabilidad de que pueda tolerar las cefalosporinas.

11. ¿Es necesario que lleve un autoinyector de epinefrina para emergencias?
La decisión de llevar o no un autoinyector de epinefrina debe tomarse luego de una consulta específica con su alergista/inmunólogo.  Por lo general, no se recomienda que los pacientes que tengan antecedentes de alergia a la penicilina lleven consigo un autoinyector de epinefrina.

Alergia a los fármacos (Drug Allergy)

Close-up of pine tree branches in Winter Close-up of pine tree branches in Winter