Dermatitis atópica – Información general

EczemaEste artículo ha sido reseñado por Thanai Pongdee, MD, FAAAAI

La dermatitis atópica (DA), también llamada eczema atópico, es una alergia común de la piel  que generalmente comienza en la primera infancia. Se puede asociar con infección de la piel (bacterias, hongos, cándida y virus). La mitad de los pacientes con DA de moderada a grave también sufren de asma, rinitis alérgica (fiebre de heno) y alergias alimentarias.  El síntoma principal es la picazón en la piel. Por lo general, la piel también está seca. Al rascarse, la piel se enrojece, se irrita y se engrosa.

Ahora se cree que la DA se debe a una barrera cutánea “porosa”. Esto permite que el agua salga, y, así, la piel se seca. La piel porosa puede deberse a genes heredados de los padres o a factores ambientales:
•    Defectos en el gen de la filagrina pueden provocar DA de moderada a grave en hasta un tercio de las personas con antepasados provenientes del Norte de Europa y del Este de Asia.
•    La exposición a jabones, detergentes, ácaros de polvo del hogar, polen, caspa animal y algunas bacterias, que contienen proteínas llamadas “proteasas”, pueden exacerbar una DA.  Las proteasas rompen los enlaces que unen las células de la epidermis y generan una barrera cutánea porosa.  

Para mejorar la barrera cutánea se usan humectantes. Para ayudar a que la piel no se irrite, también se pueden usar prendas que cubran brazos y piernas. Cuando hay mucho enrojecimiento, a menudo se indica la aplicación de cremas y ungüentos que disminuyen la inflamación.    
  

Dermatitis atópica – Síntomas y diagnóstico

En lactantes y niños, la erupción por lo general se observa en cuero cabelludo, rodillas, codos y mejillas.

En los adultos, la erupción (rash) puede presentarse en pliegues de muñecas, codos, rodillas, tobillos, rostro y cuello.

La erupción generalmente es escamosa, pruriginosa y con enrojecimiento. Debido a que la erupción provoca picazón, a menudo aparecen marcas por el rascado. Si se tiene esta picazón durante un período de tiempo largo, la piel afectada puede engrosarse.

La piel seca puede empeorar la picazón y la erupción. Puede producirse un “ciclo de picazón-rascado” porque frotarse o rascarse la piel puede provocar más irritación y, de esa manera, más picazón.  

La erupción por lo general empeora si se comen determinados alimentos. En el caso del eczema, por lo general se trata de una reacción demorada. No obstante, otras reacciones a los alimentos pueden producirse de manera más inmediata, incluso ronchas (verdugones que pican) e inflamación. Las pruebas de alergia, sea por sangre (extracción de sangre) o pruebas cutáneas de alergia (se aplican cantidades mínimas de alimentos en forma líquida en brazos o espalda y se espera 10-15 minutos para que se produzca un “bulto pruriginoso” que indique una alergia) pueden ser realizadas por un alergista/inmunólogo para determinar la posible presencia de un alérgeno alimentario inmediato. Las pruebas de alergia son generalmente positivas en pacientes que toleran la comida en su dieta y, de esta manera, no se deben retirar los alimentos de su dieta únicamente sobre la base de los resultados de estas pruebas.  

Es importante que informe al alergista/inmunólogo sobre su erupción (rash). Otros tipos de erupciones, como la psoriasis y la dermatitis de contacto  (hiedra venenosa) pueden presentarse como la erupción de la dermatitis atópica. Además, las personas que tienen otros varios problemas inmunológicos, como deficiencias inmunitarias  (sistema inmunitario débil) y deficiencias en las vitaminas (bajos niveles de las vitaminas) pueden tener una erupción similar. El diagnóstico final de la dermatitis atópica debe ser realizado por su alergista/inmunólogo.
 

Dermatitis atópica – Tratamiento y control

El principal objetivo del tratamiento es mejorar su calidad de vida. Usted debe poder participar en sus actividades escolares, de trabajo, sociales y familiares. Debe sentirse saludable y satisfecho con el aspecto de su piel. No debe haber un estigma social asociado con esta enfermedad. Usted debe tener pocos o ningún efecto secundario causados por el tratamiento para la dermatitis atópica. Además, el sueño debe ser reparador y sin interrupciones por la necesidad de rascarse la piel.

Necesidad de evitar posibles disparadores
Irritantes: Agentes irritantes como los químicos, jabones, detergentes, fragancias, ciertas telas y el humo pueden irritar más la piel de los pacientes con dermatitis atópica.  
Estos son los pasos que se deben seguir para reducir las exposiciones a los irritantes:
•    Use prendas cómodas.
•    Lave todas las prendas nuevas antes de usarlas.
•    Mantenga las uñas cortas y lisas para evitar daños adicionales a la piel por el rascado.
•    Use pantalla solar protectora para rayos UV de amplio espectro (UV-A y UV-B con un FPS de 15 o superior).
•    Báñese inmediatamente luego de nadar para reducir y retirar la exposición a varios químicos que se encuentran en piscinas y playas.

Alérgenos inhalados: Los ácaros de polvo del hogar son organismos pequeños, microscópicos (no se los ve a simple vista). Por lo general, se encuentran en interiores (colchones, almohadas, alfombras), usualmente en zonas de mucha humedad. Se los ha asociado con la dermatitis atópica.

Alimentos: Los alimentos comúnmente alérgicos han sido asociados con la dermatitis atópica. Si usted continuamente observa el empeoramiento de su erupción luego de ingerir determinados alimentos, informe a su alergista/inmunólogo para que realice más exámenes. Es importante señalar que la eliminación de determinados alimentos de la dieta a los que no es alérgico rara vez es útil en pacientes con dermatitis atópica por lo que primero debe hacerse una evaluación de una posible alergia alimentaria con una minuciosa consulta con un alergista/inmunólogo.

Estrés: El estrés, que incluye el enfado y la frustración, puede provocar picazón adicional, lo que empeora el “ciclo picazón-rascado”.

Tratamientos
Los siguientes tratamientos pueden usarse en adultos y niños.

Definiciones básicas
Terapias de aplicación tópica: Tópica significa que se aplica directamente sobre la piel. Hay muchos tipos de terapias tópicas:
Ungüentos: Tienden a contener más aceite que agua, por lo general son más espesos y grasosos. Estos son los tipos más comunes de humectantes usados para tratar el eczema.

Cremas: Una mezcla de aceite y agua, por lo general son blancas y suaves.

Soluciones: Es una presentación más líquida, se siente como el agua.

Lociones: Es más espesa que la solución.

Humectantes tópicos
La piel seca tiende a empeorar la picazón y la erupción. Muchos factores ambientales, como la exposición a niveles bajos de humedad y el viento, pueden secar más la piel. Por lo tanto, la humectación de la piel (la hidratación o el agregado de agua) es un importante componente para el cuidado de la dermatitis atópica. Luego de mojar la piel con un baño o ducha, seque la piel con suaves toques (toque suavemente las gotas que hubiera). Luego, aplique inmediatamente un humectante sobre la piel levemente humedecida para “encerrar” el agua y, de esa manera, mejorar la sequedad.

Es importante saber que los humectantes NO son esteroides. También es importante distinguir entre esteroides u otros medicamentos antiinflamatorios y  humectantes. Su alergista/inmunólogo puede ayudar a diferenciarlos.

Esteroides tópicos
Los esteroides tópicos son medicamentos antiinflamatorios que se usan en la zona de la erupción  (las zonas de la piel enrojecidas e inflamadas, no solo en las zonas secas) de la piel. Los esteroides usados para tratar dermatitis atópicas son diferentes de otros tipos de esteroides, como la testosterona y el estrógeno. Cuando se usan adecuadamente tal como lo indica su médico, los esteroides tópicos son seguros. Un esteroide tópico puede ser más fuerte (más potente) que otro, y, de esa manera, puede mejorar la erupción de manera más efectiva que un esteroide tópico más suave. Sin embargo, el esteroide más fuerte también tiene efectos secundarios potencialmente más graves, incluso afinamiento de la piel, por lo que no se deben usar esteroides potentes en ciertas áreas, como axilas, ingle y rostro. Usualmente, los esteroides tópicos de venta libre son menos fuertes que los que requieren receta médica. Lleve todos los medicamentos tópicos (se venden en varias formas, incluso cremas, lociones y ungüentos) a su alergista/inmunólogo para que el profesional pueda diferenciar entre los varios esteroides y otros medicamentos tópicos.

Los esteroides en pastillas o los esteroides inyectables (vacunas) son mucho más fuertes que los esteroides tópicos y, por lo tanto, pueden tener más efectos secundarios (incluso aumento de peso y problemas en los huesos). Por lo general deben evitarse, en especial, cuando se trata de  niños.  

Otros medicamentos antiinflamatorios tópicos
Si los esteroides tópicos no son efectivos, se puede probar con otros medicamentos antiinflamatorios tópicos llamados inmunomoduladores tópicos. Por lo general, son agentes de segunda línea que se usan cuando no funcionan los esteroides. Como no son esteroides, estos medicamentos pueden usarse sobre los párpados y otras zonas del rostro, ya que normalmente no adelgazan la piel. Como con cualquier otro medicamento, tienen otros efectos secundarios potenciales por lo que se debe conversar con el alergista/inmunólogo antes de usarlos.

Terapia de envoltura húmeda
La terapia de envoltura húmeda generalmente se usa en personas con dermatitis atópica grave y de difícil control. En esta terapia, se humedece la piel con agua tibia durante 15-20 minutos y luego se seca con toques suaves. Luego se aplican medicamentos tópicos (generalmente, esteroides u otros medicamentos antiinflamatorios, tal como se describe más arriba) sobre las áreas de la piel con erupción. Luego se aplica un paño húmedo (que no gotee y que puede ser gasa o tela) sobre el lugar de la erupción. Luego se envuelve con un material seco, como vendas elásticas, piyamas o medias que se colocan sobre el vendaje húmedo. Para la comodidad del paciente, también se puede usar una cobija tibia. Los vendajes por lo general se usan 2-6 horas. El uso de terapia de envoltura húmeda es individualizado y debe realizarse bajo la cuidadosa guía del alergista/inmunólogo.

Antihistamínicos
Los antihistamínicos, orales o en pastillas, no reducen la picazón asociada con la dermatitis atópica, dado que no es desencadenada por la histamina. Los antihistamínicos sedantes se usan a veces para ayudar a estimular el tan necesario sueño nocturno. Sin embargo, tienen efectos secundarios potenciales, incluso un aumento en la somnolencia o sedación durante el día, un aumento de la sequedad y dificultad para orinar. Se deben evitar los antihistamínicos tópicos ya que pueden empeorar su erupción.  

Terapias para infecciones asociadas
Si su alergista/inmunólogo diagnostica una infección asociada con la erupción, puede ser necesario que se recete un antibiótico. Su piel podría estar infectada si hay supuración, costras, si sus ropas comienzan a pegarse a la piel o si han aparecido úlceras por el frío o ampollas febriles.

Estrategias de baño incluso baños de lavandina diluida
Los baños de lavandina muy diluida (por lo general, un cuarto a media taza de lavandina mezclada con 40 galones de agua de baño) una a dos veces por semana pueden ayudar a mejorar la erupción y pueden disminuir la necesidad de antibióticos.

Terapias para aliviar el estrés
Es posible usar técnicas para la reducción de estrés, como biofeedback y otras técnicas, para mejorar el humor y disminuir la ansiedad asociada con la dermatitis atópica.

Vitaminas
Ha habido un reciente aumento en los estudios que asocian la deficiencia en la vitamina D con la dermatitis atópica. Si su médico le ha diagnosticado deficiencia de la vitamina D (bajo nivel de vitamina D), le podrá prescribir suplementos de vitamina D.

Medicamentos biológicos
Los medicamentos biológicos son los medicamentos antiinflamatorios más nuevos que han sido aprobados para otras enfermedades alérgicas, como el asma, y para otras afecciones de la piel, como la psoriasis.  

Han sido estudiados en pacientes con dermatitis atópica difícil de tratar, y un agente biológico ha sido aprobado recientemente para el tratamiento de dermatitis atópica muy severa. Debe conversar sobre los medicamentos biológicos con su alergista/inmunólogo.

Probióticos
A pesar de la enorme atención que prestan los medios a los probióticos, actualmente, no hay evidencia definitiva que demuestre que el uso de probióticos mejora o previene la dermatitis atópica, y actualmente no se recomiendan en el tratamiento rutinario de la dermatitis atópica.

Vacunas contra la alergia (inyecciones contra la alergia)
Las vacunas contra la alergia (la administración bajo la piel del brazo de pequeñas dosis de aquello a la que se es alérgico, como ácaros de polvo) están actualmente aprobadas para el tratamiento de asma y rinitis alérgica (fiebre de heno). Las vacunas contra la alergia pueden ayudar a algunos pacientes con dermatitis alérgica. Las vacunas contra la alergia no son lo mismo que las vacunas de esteroides o esteroides inyectables. Su alergista/inmunólogo indicará si las vacunas contra la alergia son apropiadas para su dermatitis atópica.   

En resumen, la dermatitis atópica es generalmente manejable, sin importar la edad del paciente. Actualmente, hay muchos tratamientos disponibles y futuras terapias en camino. Con evaluación cuidadosa y seguimiento del alergista/inmunólogo, usted podrá tener una calidad de vida muy buena y disfrutar de todas sus actividades.

Referencias
Lio P, Lee M, LeBovidge J, Timmons K, Schneider L.  Clinical Management of Atopic Dermatitis: Practical Highlights and Updates from the Atopic Dermatitis Practice Parameter 2012. J Allergy Clin Immunol Pract. 2014; 2: 361-9.

Nicol N, Boguniewicz M, Strand M, Klinnert M. Wet Wrap Therapy in Children with Moderate to Severe Atopic Dermatitis in a Multidisciplinary Treatment Program.  J Allergy Clin Immunol Pract. 2014; 2: 400-6.

Boguniewicz M y Leung D.  The ABC’s of managing patients with severe atopic dermatitis.  J Allergy Clin Immunol 2013; 132: 511-512e1-e5.

Understanding Atopic Dermatitis: An Educational Health Series from National Jewish. 2003: 1-16.

Datos: Atopic Dermatitis (Atopic Eczema): An Educational Health Series from National Jewish. 2003.

Datos: Key Therapy Points for Patients with Atopic Dermatitis (Atopic Eczema): An Educational Health Series from National Jewish. 2003.

Eczema: Topical Corticosteroids Myths and Facts, Asociación Nacional de Eczema (National Eczema Association), 2013.
Therapeutic Principles in Dermatology.  ACP-MKSAP 17; 2016: 4.

Gray S, Anderson M, Dublin S, Hanlon J, Hubbard R, Walker R, Yu O, Crane P, Larson E.  Cumulative Use of Strong Anticholinergics and Incident Dementia. JAMA Inter Med.  2014; 175: 401-7.

Alergias cutáneas (Skin Allergy)

Close-up of pine tree branches in Winter Close-up of pine tree branches in Winter