La vitamina D y las alergias alimentarias - Vitamin D and Food Allergy

La vitamina D y las alergias alimentariasEste artículo ha sido reseñado por Thanai Pongdee, MD, FAAAAI

La prevalencia de las alergias alimentarias ha aumentado drásticamente en la década pasada, y ahora ha llegado a niveles epidémicos en países occidentales como Australia y Estados Unidos, donde hasta un 10 por ciento de los lactantes de 12 meses tienen alergia alimentaria clínicamente confirmada [1]. Con el aumento de las alergias alimentarias, los niveles de vitamina D en la población parecen haber disminuido simultáneamente. Los estimados sugieren que hasta el 50% de la población de países occidentales tiene insuficiencia de vitamina D y hasta un 10% tiene deficiencias de vitamina D [2, 3].

La vitamina del sol
La vitamina D, a menudo llamada la ‘vitamina del sol’, es un nutriente esencial para la buena salud. Desempeña un lugar importante en el mantenimiento de los huesos saludables ayudando al cuerpo a absorber calcio, además de su papel esencial en la función del sistema inmunológico.

La vitamina D es producida en el cuerpo a través del sol sobre la piel, o puede consumirse en la dieta mediante alimentos o suplementos. Los pescados grasos —el salmón, el atún y la sardina— y los aceites de pescado son las fuentes más ricas en vitamina D de la dieta. Otras fuentes buenas son los huevos (la vitamina D está en la yema), el hígado y alimentos fortificados con vitamina D como productos lácteos, margarinas y las fórmulas (leches) para lactantes.

La vitamina D y las alergias alimentarias – ¿Qué dicen las investigaciones?
Las zonas más alejadas del Ecuador (y que, por lo tanto, tienen menos radiación ultravioleta ambiente [UVR]) han mostrado tener tasas más elevadas de ingresos al hospital relacionados con alergia alimentaria infantil [4], prescripciones de autoinyectores de epinefrina [4, 5] y alergia a los maníes (un riesgo hasta seis veces superior) [6] que las zonas más cercanas al Ecuador. La estación de nacimiento (nacer en otoño o invierno cuando hay menor exposición a los UVR) también se ha asociado con mayor riesgo de anafilaxia [7] y alergia alimentaria [8].

En un extenso estudio australiano, se ha observado una relación entre la incorporación más tardía del huevo, una de las pocas fuentes dietarias comunes de vitamina D en la dieta infantil, y las alergias alimentarias [10]. A los lactantes a los que se había dado huevo antes (entre los cuatro y los seis meses) tuvieron significativamente menos alergias alimentarias que los lactantes a los que se incorporó el huevo más adelante (es decir, luego de los seis meses de edad).

Las investigaciones con mediciones directas de vitamina D de muestras de sangre también han mostrado una relación entre un nivel bajo de vitamina D y un mayor riesgo de la sensibilización alérgica en niños y adolescentes [9] y alergia alimentaria en lactantes [11]. En este estudio australiano, los lactantes con baja vitamina D tuvieron más probabilidades de tener alergia a los huevos o a los maníes y tuvieron más probabilidad de tener múltiples alergias en comparación con los lactantes con niveles normales de vitamina D.  

¿Qué significa esto para usted?
Es demasiado pronto para decir si la vitamina D puede revertir las alergias alimentarias. Se necesita de futuras investigaciones que contestarán esa pregunta. Sin embargo, las investigaciones están comenzando a apoyar la idea de que la vitamina D puede proteger contra las alergias alimentarias y que la vitamina D es importante para la buena salud general.

Para la mayoría de las personas, la mejor manera de asegurar que se tiene suficiente vitamina D es una combinación: una inteligente exposición al sol y una adecuada ingesta de alimentos que contengan la vitamina. Su médico podrá evaluará el estado de su vitamina D con un simple análisis de sangre y recomendará un suplemento, en caso de ser necesario. Los suplementos solo se deben tomar si son recomendados por un profesional de la medicina, como un alergista o un inmunólogo.  

Si está embarazada, es clave asegurarse de que tiene adecuada vitamina D (en especial, al final del embarazo) para asegurar que su bebé tendrá los niveles adecuados. La reserva de vitamina D en lactantes  en el primer año de vida depende de la reserva de la madre antes del nacimiento.

References
1. Osborne NJ, Koplin JJ, Martin PE, et al. Prevalence of challenge-proven IgE-mediated food allergy using population-based sampling and predetermined challenge criteria in infants. J Allergy Clin Immunol. 2011;127(3):668–76.
2. Ginde AA, Liu MC, Camargo CA Jr. Demographic differences and trends of vitamin D insufficiency in the US population, 1988–2004. Arch Intern Med. 2009;169:626–32.
3. Mansbach JM, Ginde AA, Camargo CA Jr. Serum 25-hydroxyvitamin D levels among US children aged 1 to 11 years: do children need more vitamin D? Pediatrics. 2009;124:1404–10.
4. Mullins RJ, Clark S, Camargo CA Jr. Regional variation in EpiPen prescriptions in Australia: more evidence for the vitamin D-anaphylaxis hypothesis. Annals Allergy Asthma Immunol. 2009;103:488–95.
5. Camargo CA Jr, Clark S, Kaplan MS, et al. Regional differences in EpiPen prescriptions in the United States: the potential role of vitamin D. J Allergy Clin Immunol. 2007;120:131–6.
6. Osborne NJ, Ukoumunne OC, Wake M, Allen KJ. (2012). Prevalence of eczema and food allergy is associated with latitude in Australia. J Allergy Clin Immunol. 2012;129(3): 865–867.
7. Vassallo MF, Banerji A, Rudders SA et al. Season of birth and food-induced anaphylaxis in Boston. Allergy. 2010;65(11):1492–3.
8. Mullins RJ, Clark S, Katelaris C, Smith V, Solley G, Camargo CA. Season of birth and childhood food allergy in Australia. Pediatr Allergy Immunol. 2011;22(6):583–9.
9. Sharief S, Jariwala S, Kumar J et al. Vitamin D levels and food and environmental allergies in the United States: results from the National Health and Nutrition Examination Survey 2005-2006. J Allergy Clin Immunol. 2011 May;127(5):1195-202.
10. Koplin JJ, Osborne NJ, Wake M et al. Can early introduction of egg prevent egg allergy in infants? A population-based study. J Allergy Clin Immunol. 2010;126(4):807-13.
11. Allen KJ, Koplin JJ, Ponsonby AL et al. Vitamin D insufficiency is associated with challenge-proven food allergy in infants. J Allergy Clin Immunol. 2013;131(4):1109–16.

de las alergias alimentarias

Close-up of pine tree branches in Winter Close-up of pine tree branches in Winter