Todo lo que debe saber sobre la alergia a los frutos secos (Everything You Need to Know about Tree Nut Allergy)

la alergia a los frutos secos
Este artículo ha sido reseñado por Thanai Pongdee, MD, FAAAAI

La alergia a los frutos secos es una de las ocho alergias alimentarias más comunes que afecta, aproximadamente, a un grupo conformado por entre el 0,5 y el 1% de la población de EE. UU. Los frutos secos crecen en árboles, mientras que los maníes crecen bajo tierra y se consideran legumbres. Entre los frutos secos, se incluye a las almendras, las nueces de Brasil, los anacardos, las avellanas, las nueces pacanas, los pistachos y las nueces comunes.

Tener alergia a un fruto seco no necesariamente implica que una persona sea alérgica a otros frutos secos, pero ciertos frutos secos están muy relacionados con otros, por ejemplo, los anacardos con el pistacho y las nueces pacanas con las nueces comunes. Si bien las personas alérgicas a los frutos secos a menudo son alérgicas a más de un tipo de fruto seco, conviene y es más seguro consumir ciertos frutos secos y evitar otros. Esto se debe decidir luego de una minuciosa conversación con un alergista, y se deben considerar  múltiples factores, incluso la edad de la persona, los resultados de las evaluaciones de alergia, el riesgo de potencial reactividad cruzada entre los frutos, las implicaciones en cuanto a calidad de vida y las preferencias familiares. Si una persona alérgica a determinados frutos secos elige consumir otros frutos secos, siempre deberá tener en cuenta el riesgo potencial de contaminación cruzada (el agregado de cantidades mínimas del alimento alérgeno durante la preparación y manipulación) que puede o no ser clínicamente relevante para todas las personas.

Si bien el 30% de las personas alérgicas al maní también son alérgicas a los frutos secos, tener alergia a los frutos secos no necesariamente significa que la persona será alérgica a los maníes. Quienes padecen de alergia a los frutos secos por lo general pueden consumir, sin ningún problema,  semillas tales como semillas de sésamo, girasol y calabaza. Por lo general, estas personas también toleran la nuez de macadamia y el piñón que también son semillas. Si bien la Administración de Alimentos y Medicamentos etiqueta al coco como un fruto seco, la gran mayoría de las personas alérgicas a los frutos secos también toleran el coco sin ningún problema, dado que el coco no es, en realidad, un fruto seco, sino más bien una fruta. La nuez moscada, la castaña de agua, la calabaza y las nueces de karité no son frutos secos (el término “fruto” no siempre indica un fruto seco) y generalmente son bien toleradas por las personas alérgicas a los frutos secos. Todas las personas que padecen alergia a los frutos secos deben conversar sobre estos aspectos específicos de la dieta con un alergista familiarizado con el manejo de alergias alimentarias.

Si bien la alergia a los frutos secos generalmente comienza en la niñez y persiste durante toda la vida, aproximadamente un 10% de las personas pueden curarse de la alergia a los frutos secos con el paso del tiempo. Sobre la base de los resultados de evaluaciones repetidas de alergia, se puede considerar la realización de una prueba de provocación alimentaria oral supervisada, si existe la probabilidad de que se haya curado la alergia.

Las pruebas de provocación con alimentos también deben considerarse si los pacientes muestran bajos niveles de sensibilidad en la prueba cutánea o evaluación de IgE en suero que puede no considerarse consistente con una verdadera alergia clínica. Todas las pruebas de provocación alimentaria oral deben realizarse en instalaciones médicas equipadas para reconocer y tratar las reacciones alérgicas con la supervisión de un alergista.

Las reacciones a los frutos secos pueden ser graves, incluso la anafilaxia potencialmente mortal, y quienes padecen de alergias a los frutos secos deben tener epinefrina disponible en todo momento. Con la educación adecuada, las personas que padecen alergias a los frutos secos pueden mantener una dieta amplia y nutricionalmente adecuada, y una buena calidad de vida.

Alergias alimentarias

Close-up of pine tree branches in Winter Close-up of pine tree branches in Winter