Arrasando con sus alergias al césped (Mowing Down Your Grass Allergies)

Arrasando con sus alergias al céspedEste artículo ha sido reseñado por Thanai Pongdee, MD, FAAAAI

La alergia al césped es muy común. Las alergias al césped se pueden presentar en una variedad de modalidades, incluso con síntomas nasales (secreciones nasales, taponamiento, estornudos), asma y síntomas en los ojos (picazón, ojos llorosos/enrojecidos). También puede aparecer sarpullido (ronchas o verdugones en la piel) luego de la exposición al césped, pero es algo mucho menos frecuente. Las alergias al césped son predominantes porque el polen de césped se esparce con el viento, diferente de lo que ocurre con el polen que es transportado por insectos. Por este motivo, usted tiene mucha más probabilidad de respirarlo y, de ese modo, tener los síntomas. En la mayoría de las regiones de Estados Unidos, el césped generalmente poliniza a fines de la temporada de primavera (abril hasta comienzos de junio).

Hay dos grandes categorías de césped: del norte y del sur. Entre los céspedes comunes del norte se encuentran Timothy, Kentucky Blue, Johnson, Rye y Fescue. Entre los céspedes del sur más comunes se encuentran Bermuda y Bahía. Muchas regiones de Estados Unidos tienen predominancia de uno o más tipos de estos céspedes.
 

Alergia al césped – Síntomas y diagnóstico

La rinitis alérgica incluye síntomas nasales (fiebre de heno) que consiste en estornudos, drenaje nasal (secreción nasal), congestión nasal (taponamiento nasal) y picazón de la nariz. También puede presentarse presión facial. Los síntomas de asma incluyen tos, sibilancia, congestión del pecho, opresión del pecho y falta de aire.

La conjuntivitis alérgica (alergia ocular) incluye los siguientes síntomas: picazón en los ojos, ojos irritados, enrojecidos o llorosos. Los sarpullidos posteriores a la exposición al césped suelen ser ronchas o verdugones. Son rojos, producen picazón e inflamación. Por lo general, son causados por el contacto real con el césped. Sin embargo, las ronchas también pueden ser causadas por muchos otros motivos, por lo que es importante conversar con su alergista si tiene  sarpullido.

El diagnóstico de alergia al césped por lo general implica evaluaciones sobre la alergia. Por lo general, hay dos tipos de evaluaciones para la alergia: evaluaciones cutáneas y evaluaciones específicas del IgE  (análisis de sangre). La evaluación cutánea implica “pinchar” extractos de césped en forma líquida en los brazos o en la espalda y esperar entre 10 y 15 minutos para que se produzca una “inflamación con picazón”, que indica la presencia de alergia al césped. Estas evaluaciones deben ser indicadas y realizadas por un alergista. Un examen de sangre implica extraer sangre y enviarla al laboratorio para que determine si usted es alérgico específicamente al césped.  
 

Alergia al césped – Tratamiento y administración

El principal objetivo del tratamiento es mejorar su calidad de vida. Usted debe poder participar en sus actividades escolares, de trabajo, sociales y familiares. Además, u sueño debe ser reparador y sin interrupciones.

Evitar el polen de césped
Puede resultar de ayuda monitorear la concentración de polen con regularidad. Durante los días de alta concentración de polen, puede resultar de ayuda no exponerse al aire libre. Mantener las ventanas cerradas también puede disminuir la exposición al polen. Ducharse al llegar a casa después de haber tenido exposición al aire libre puede disminuir la exposición al polen acumulado mientras se estaba afuera.

Aerosoles y enjuagues nasales salinos
Los aerosoles nasales salinos son de venta libre y sirven para rociar/aplicar agua salina o salada en las fosas nasales. En el caso de los enjuagues nasales salinos, se llena una botella con agua, se pone sal modificada  en la botella, se mezcla y se enjuaga la nariz.

Es importante asegurar que el agua que usted usa está purificada de alguna manera. Puede usar agua embotellada o destilada. Al enjuagar, por lo general el agua salada pasa por una fosa nasal y sale por la otra. Las terapias salinas pueden humedecer los pasajes nasales secos y pueden ayudar con los síntomas nasales debido a las alergias al césped.

Aerosoles nasales de esteroides
Los aerosoles nasales de esteroides son medicamentos antiinflamatorios que se rocían en las fosas nasales. Los esteroides usados para tratar alergias son diferentes de otros tipos de esteroides, como la testosterona y el estrógeno. Si bien algunos aerosoles nasales de esteroides son de venta libre, sería aconsejable ver primero a un alergista. Cuando se usan adecuadamente bajo control de un médico alergista, los esteroides son seguros. Los esteroides tienen algunos efectos colaterales potenciales que incluyen irritación de la nariz, dolor de cabeza y sangrado nasal. El uso de sustancias salinas nasales unos minutos antes de los aerosoles nasales de esteroides puede prevenir potencialmente esta irritación nasal, además de ayudar con los síntomas nasales. Se recomienda que muestre a su alergista todos los aerosoles nasales que está usando (vienen en varias presentaciones).

Antihistamínicos nasales
Los antihistamínicos nasales son atomizadores nasales que tienen antihistamínicos. Los antihistamínicos son diferentes de los esteroides, y por lo general trabajan con bastante rapidez para aliviar los síntomas. Algunas personas notan un sabor amargo con los antihistamínicos nasales. Como con cualquier medicamento, tienen otros efectos colaterales potenciales por lo que uno debe conversar con el alergista antes de usarlos.

Antihistamínicos orales
Los antihistamínicos orales son pastillas que pueden ayudar con los síntomas de alergia. Pueden ayudar con el drenaje nasal y los síntomas de estornudo. Sin embargo, generalmente no ayudan con la congestión nasal, como pueden hacerlo los aerosoles nasales de esteroides. Es mejor usar los más recientes antihistamínicos no sedantes dado que se toleran mejor. Tienen efectos colaterales potenciales, incluso un aumento en la somnolencia o sedación durante el día, un aumento de la sequedad y dificultad para orinar. Recientemente, ha habido una potencial asociación entre los pacientes adultos mayores y la demencia (disminución de la memoria) con estos agentes.  

Esteroides sistémicos: Esteroides orales y esteroides inyectables
Los esteroides sistémicos (esteroides en píldoras o inyectables) se usan en momentos en los que los síntomas de alergia son muy graves. Los esteroides en píldoras y los esteroides inyectables (vacunas) son mucho más fuertes que los esteroides de uso local y, por lo tanto, pueden provocar más efectos colaterales (incluso aumento de peso, presión arterial elevada y problemas en los huesos). Si se los usa, solo debe ser bajo control de su alergista.  

Inmunoterapia de alérgenos (inyecciones contra la alergia o vacunas contra la alergia)
Las vacunas contra la alergia (aplicación de inyecciones de pequeñas dosis de aquello a lo que usted es alérgico bajo la piel del brazo para desensibilizar el sistema inmunológico ante el polen de césped) están actualmente aprobadas para el tratamiento del asma, la fiebre de heno y las alergias oculares debidas al polen de césped. Las vacunas contra la alergia no son lo mismo que las vacunas de esteroides o esteroides inyectables. Las vacunas contra la alergia deben aplicarse en el consultorio bajo supervisión de un alergista dado que hay un potencial de reacciones alérgicas a ellas.

Inmunoterapia sublingual
La inmunoterapia sublingual implica el mismo concepto que las vacunas contra la alergia, pero en lugar de vacunas se trata de colocar una píldora soluble, con polen de césped, debajo de la boca, todos los días. Por lo general, las reacciones alérgicas pueden producirse ante la inmunoterapia sublingual, pero son más raras que las reacciones a las vacunas contra la alergia. Luego de las dosis iniciales en el consultorio del alergista, la inmunoterapia sublingual puede usarse en casa, bajo supervisión del alergista. La inmunoterapia sublingual actualmente está aprobada para el tratamiento de la alergia al césped en Estados Unidos y Canadá.

La alergia al césped es una afección muy manejable, sin importar la edad del paciente. Actualmente, hay muchos tratamientos disponibles. También hay disponibles muchos productos de venta libre, pero se recomienda la supervisión de un alergista. Con evaluación cuidadosa y seguimiento del alergista, podrá tener una calidad de vida muy buena y disfrutar de todas sus actividades.

Rinitis - Resumen

Close-up of pine tree branches in Winter Close-up of pine tree branches in Winter